Dendrobium: La belleza de Oriente

Toma la intemporalidad del Himalaya, envuélvela en colores sexy, adórnala con las formas más espectaculares, ponle unos labios provocativos y habrás creado un Dendrobium, la orquídea que te hará sonreír sin ni siquiera darte cuenta.

Una flor sin complejos

No importa cuál de ellas será la que le robe el corazón, porque siempre resultará una flor mágica. Para empezar tenemos su silueta: una llamarada de flores en forma de estrella combinada con hojas verdes. Los pétalos presentan hermosos dibujos que pueden ser una gradación suave de color o un acusado contraste, como el de pétalos amarillos con un labio rosa, o también flores blancas con un centro de profundo color violeta. Pero lo que sin duda captura la atención es su amplio labio: sensualmente curvado, provocativo y pronunciado. No deja dudas sobre su poder femenin

Dendrobium01

Una obra de arte viviente

Las aproximadamente 200 especies del género Dendrobium tienen su hábitat natural dentro de un enorme triángulo que se sitúa entre el Himalaya, el sur de Japón y Nueva Zelanda. El nombre de estas plantas deriva de la palabra griega Dendron, que significa árbol y de bios (vida), de forma que el nombre del género sugiere la forma en que estas plantas viven en la naturaleza: principalmente sobre un árbol, aunque también pueden vivir sobre rocas. Si bien son plantas procedentes de regiones bastante frescas, se aclimatan perfectamente a las condiciones de una sala de estar.

Las orquídeas Dendrobium son buenas “compañeras de piso” que no necesitan demasiados cuidados ni una atención excesiva, pero que resultan verdaderas obras de arte vivientes. Gracias a su potente personalidad los ingleses les llaman acertadamente “pet plants” o plantas mascota.

Dendrobium02

Una alegre compañera de piso.

Lugar idóneo: luz y buena ventilación, evitando la luz directa del Sol.
Temperatura ideal: que no supere los 18ºC.
Cómo cuidarla: sumergir las raíces pero luego dejarlas escurrir bien, aunque también se pueden rociar con agua las raíces aéreas de forma que parte de la humedad penetre en todas las raíces. Hay que ser avaro con el fertilizante, la mitad de lo estándar suele ser suficiente.

Unos buenos consejos: después de la floración permitir que el dendrobium repose durante unas seis u ocho semanas en un lugar fresco, dándole apenas un poco de agua y nada de fertilizante. Espera a que aparezcan los brotes de nuevo antes de proporcionarle los cuidados habituales.

A que no lo sabías…

Según la medicina china, partes de algunas variedades de Dendrobium permite hacer unas infusiones que supuestamente favorecen la digestión y nutren la parte femenina o “yin” de nuestra persona. En China, es el regalo que una mujer le haría a su amigo más íntimo. Esta planta, de la que existen más de 1.200 cultivares se utiliza para interiores desde 1900 aproximadamente. En esas épocas, si un caballero regalaba una orquídea a una dama, dejaba clara su pasión por ella, aunque no siempre era un regalo aceptable debido las connotaciones excesivamente eróticas de sus voluptuosos labios.

Oficina Holandesa de Flores

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí