El clavel chabaud es entre las rosas, una de las flores más demandadas por los amantes de la jardinería, se le puede encontrar en colores rosa, amarillo, blanco entre otros y su éxito se debe a su hermosa flor y peculiar olor.

En un principio se le encontraba sólo de manera silvestre aunque actualmente ya se puede cultivar por nosotros mismos, ideal en el uso de centros de mesa, arreglos y ramos.

Con nombre científico Caryophyllaceae y de origen mediterráneo, es una flor vivaz y llamativa de unos 5 centímetros de diámetro y hojas verde pálido con tono gris, llegan a crecer hasta 50 centímetros de altura y son plantas con muy buena adaptación a la vida citadina.

Se siembran en temporadas otoñales o en primavera floreciendo así para el verano, la semilla no se debe enterrar demasiado con apenas un escaso centímetro de profundidad pues necesita de la luz para germinar ya que en un principio se les aleja de la luz directa del sol y se le coloca en un lugar húmedo, puede comenzar su cultivo en una maseta de unos 10 centímetros de diámetro para posteriormente mudar la planta a un área más grande y definitiva.
Su cultivo es prácticamente sencillo, sólo hay que cuidar algunos aspectos como darle espacio a la tierra para drenarse colocando piedras al final o plantar las semillas de forma espaciada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí