Rudbeckia Hirta o Rudbekia. Pertenece a la familia de las Compuestas. Se cultivan como vivaces y también como anuales. Es un género integrado por unas 25 especies de plantas anuales. El nombre genérico le fue dado por Carlos Linneo en honor a su maestro de la Universidad de Uppsala, el profesor Olof Rudbeck (1660-1740) y su padre, el profesor Olor Rudbeck Sr. (1630-1702), ambos botánicos. Tiene su origen en Norteamérica.

Rudbeckia Hirta flor

Quizás también te pueda interesa: Akebia, una planta de gran significado 

Características de la Rudbeckia Hirta

Es una planta que atrae a las mariposas, ya que el despliegue de sus colores durante el verano es único. Tiene una altura de entre los 50 a los 90 cm. Los tallos son largos y erguidos. Las hojas basales, de una textura áspera, tiene forma de diamante, entre 10 y 18 cm de longitud, con 3 venas muy visibles. Las flores muy similares a las de las margaritas, de color amarillo dorado y el receptáculo de color marrón-púrpura y de forma cónica.

Cuidados de la Rudbeckia Hirta 

Rudbeckia Hirta

Es una planta muy atractiva, ideal para canteros y macetas. También se utiliza en borduras, jardineras y hasta jardines de rocas.

Florece todo el verano hasta mediados del otoño. Le gusta la exposición solar, aunque puede estar bien en semibombra. Crece mejor en climas templados y resiste heladas muy suaves.

El riego debe ser cuando las plantas estén bien asentadas, ya que son capaces de tolerar las sequías. Sin embargo, agradecen un riego frecuente en suelos que no se secan por completo.

En la época de floración se debe retirar las flores marchitas para que aquellas que vengan puedan crecer vigorosas y fuertes.

Se multiplica por semillas. La época de siembra es del invierno a la primavera, germinando las semillas en el transcurso de unas 2 o 3 semanas a una temperatura de 15˚C.

El trasplante se hace en potes de 7,5 cm cuando los brotes se encuentren estables. Es preciso cultivar en condiciones frescas durante 10 a 15 días antes de ser plantadas en exterior, dejando un espacio de 30 cm entre planta y planta.

No posee ningún enemigo peligroso, pero es conveniente aplicar tratamientos preventivos (que sean ecológicos) para proteger de las plagas más comunes.

Así que depende de ti vestir el jardín de una flor súper colorida para que de armonía al espacio verde con tan solo unos cuantos cuidados. Es más, seguro que más de una mariposa te visitará y estará más que agradecida ¿La conoces?¿Te gustó?

No hay comentarios

Dejar una respuesta