Bulbos para exterior y decorativos

Algunos ejemplos de bulbos fácilmente obtenibles y que combinados o solos, brindarán a nuestro jardin colores y diseños muy agradables, En otoño es cuando se siembran o se hacen mantenimiento para obtener su belleza al máximo

Jacinto: Es aconsejable sembrarlos en lugares soleados para favorecer su crecimiento y floración. De excelente fragancia, son usados para decorar jardines o espacios para el descanso, donde se puede disfrutar de su fragancia. Combinan perfectamente con narcisos y tulipanes. También quedan muy bien como bordes de jardines o en pequeños grupos.

Los jacintos pueden florecer por muchos años si tienen las condiciones necesarias, La calidad de la flor varía según la edad del bulbo. Para obtener flores grandes y uniformes, deberá sembrar nuevos bulbos todos los años. Para la siembra mantenga una distancia de unos 14 centímetros entre cada bulbo y a una profundidad de 15 centímetros
Jacinto, la exposición al sol favorece el crecimiento del jacinto, pero se adaptan a cualquier situacion siempre cuando sea despejada. El suelo elegido no debe ser pesado o con excesos de agua. En otoño es ideal para reubicarlos. Soportan perfectamente muchos años y son muy combinables con tulipanes y narcisos.

Se siembran a unos ocho centímetros de profundidad e igual distancia entre cada bulbo.

Azafrán: Requieren de suelos con cierta fertilidad y un buen drenaje, sin excesos de sol ni excesos de sombra. Si se siembran en lugares soleados favorecen la floración a inicios de la primavera. Se adaptan perfectamente a jardines con piedras, al césped, debajo de árboles con hojas caducas y para bordes y limites de jardines. Si están sobre el cesped requieren podas especiales, más espaciadas.

Narciso: para su florecimiento correcto requiere de sol por lo menos de medio día. Es un bulbo que requiere algunos cuidados especiales para que rindan al máximo. Cuide la profundidad en que se siembran y la calidad del suelo elegido. La profundidad inadecuada impide que las raices reciban la humedad necesaria en la etapa de crecimiento. Fertilice a fines de otoño o principios de primavera

Siembre narcisos en forma de arco o sin ningún pratón, para crear un efecto natural y casual. Se mantiene sin mayores problemas durante mucho tiempo.
Para obtener flores grandes, se debe hacer una tarea de mantenimiento cada cinco años, en la cual se remueven los bulbos y se prepara el suelo con fertilizantes , para luego sembrarlos nuevemente.
Las distancias aconsejables para las siembra es de quince centímetros de profundidad e igual distancia entre los bulbos: Si optamos por narcisos miniaturas, reduzca ambas medidas a diez centímetros..

Tulipán: Se desarrollan muy bien en lugares con mucho sol, pero son resistentes en lugares donde reciban por lo menos unas cinco horas de sol, debajo de árboles de hojas caducas donde generan una combinación muy linda. Para obtener una buena floración, deberá sembrar bulbos nuevos cada año. Dejando los bulbos en tierra hasta que no florecen más se logra un paisaje natural y armónico.

Los bulbos deben ser sembrados a una profundidad de 15 centímetros e igual media entre cada bulbo. Los tulipanes silvestres requieren diez centímentros de profundidad y un especio de ocho centímetros aproximadamente entre los bulbos.

bulbosas

Por Pablo Morales
para Garden Center Ejea

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta