Las palomas son animales que suelen convivir con los seres humanos en zonas rurales y urbanas. Prácticamente en cualquier lugar se encuentran estas aves inteligentes. Pero ¿acaso sabes cómo cuidar a una paloma recién nacida? si no es así, aquí te cuento todo sobre sus cuidados.

Palomas recién nacidas

No dejes de leer: Recomendaciones para evitar que los frutos sean picoteados por las aves

Cuidados de las palomas recién nacidas

Como cualquier otro animal en estado salvaje, requiere a sus padres para poder sobrevivir. Razón por la cual es primordial darle un lugar tranquilo y seguro para que pueda descansar y crecer.

Ahora que si se va a cuidar durante las primeras etapas, habría que estar en contacto con algún centro de recuperación para que admita esta ave en su etapa posterior y se incorpore a otras palomas.

Alojamiento

En los primeros días de vida de la paloma sin sus padres, es necesario que tenga un ambiente agradable.

Así que lo básico es una caja de cartón grande con papel periódico en el fondo y una malla en la que el pichón pueda sujetar sus patas para mantenerlas juntas y no se deformen.

La manta es primordial, por lo que queda prohibido usar sustratos de roedores o arena para gatos como cama para la ave.

La ubicación de la caja debe estar en un lugar tranquilo, evitando luz solar directa, fuentes de calor fuertes y corrientes de aire.

Paloma

Comida

Las palomas son aves que se alimentan de semillas y frutos. Sin embargo, los pichones son alimentados por sus padres con una sustancia llamada “leche de buche”.

Dicha leche no es similar a la que conocemos, más bien es una secreción epitelial con enzimas que produce la paloma adulta.

En el mercado existen pastas alimenticias que cuentan con enzimas necesarias para los tres primeros días de su vida.

Después habría que ir espesándolo para el décimo día. Además, es importante recalcar que debe estar a una temperatura templada.

Métodos

Biberón: Se puede usar un biberón para colocar la papilla. Después introducirla en el pico de la paloma. Al final, limpiar su pico y orificios nasales.

Jeringa: Verter la papilla dentro de la jeringa, evitando aire. Introducir en el pico hasta el buche. Cabe señalar que esta técnica no es para principiantes.

Ahora bien, si se notas algún percance (el buche lleno por varias horas y no se vacía), puede ser por varios motivos. Así que lo mejor es acudir con el médico para una valoración.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta