La Dianella pertenece la familia de las liliáceas, la cual está compuesta por plantas arbustivas, perennes y de raíces fibrosas, todas ellas originarias de Asia, Polinesia y Australia. Esta familia desarrolla hojas erguidas, muy rígidas y con forma de espada. Surgen en un manojo grueso de 60 cm de alto, constituidos por hojas de aproximadamente 18 mm de ancho. Los tallos de las flores nacen de los ramilletes de hojas y poseen 1 m de altura. De ellos, brotan hermosas flores azules durante el verano con forma de estrella; algunas veces son blancas.

Dianella

Quizás también te pueda interesar: Cytisus, un hermoso arbusto de flores numerosas y coloridas

Cuidados en primavera y verano

Planta tu Dianella a finales de marzo o principios de abril, haciendo uso de un compost hecho a base de turba. Otro procedimiento consiste en usar una mezcla elaborada con dos medidas de turba por cada una de mantillo y media medida de arena. Planta una Dianella en cada maceta de 30 cm de diámetro.

La Dianella no soporta los movimientos en sus raíces, por lo que si estos son muy bruscos o muy fuertes pueden llegar a provocar la muerte de la planta, por lo que será mejor cambiar la parte superior del compost en las plantas maduras que trasplantarlas cada año.

Retira los 5 cm superiores de compost y sustitúyelos por mezcla nueva de la misma clase. Pon el recipiente en un sitio soleado y protegido. Riega bien el compost después de trasplantar la Dianella y disminuye la cantidad de agua una vez que haya terminado el período de floración.

Dianella

Cuidados de la Dianella en otoño e invierno

En regiones donde las temperaturas son demasiado bajas durante periodos muy largos, el compost y la planta tienen que ser protegidos con paja. La Dianella se mantiene verde a lo largo de todo el año, pero si observas que la punta de las hojas se torna amarillenta, no te alarmes, ya que se recuperarán.

Durante el invierno, mantén el compost de la Dianella moderadamente seco y evitarás que se congele. En las regiones húmedas, coloca la maceta debajo de un alero o protégelas.

Plagas como el pulgón y la cochinilla pueden atacar las hojas jóvenes de la Dianella, combátelas eficazmente con un insecticida sistémico. Unas pocas horas después de utilizar este insecticida, rocía las hojas con agua levemente.

¿Qué te ha parecido este información sobre la Dianella? Deja tus comentarios.

Imagen cortesía de John Tann y Forest and Kim Starr, by 2.0

No hay comentarios

Dejar una respuesta