El Caladium es una planta de interior que cuenta con hojas interesantes y coloridas. Su forma es etérea, en especial las grandes, de color verde con vetas blancas. Hay diversos tipos de Caladio y todos ellos son provenientes de la zona tropical de Sudamérica y Antillas. Pueden alcanzar entre los 23 y 28 cm de altura y, sus hojas, tienen forma de corazón y se presentan en una amplia gama de colores. Hay una gran variedad de híbridos con esta coloración y manchas en sus hojas.

Caladio

Quizás también te pueda interesar: Calta, una planta de exuberante floración, ideal para decorar estanques

El Caladium bicolor es el origen de la gran mayoría de híbridos. Procede de Guyana, Antillas y Brasil, donde crece en lugares sombríos y cerca de bosques tropicales. Sus hojas son de color verde oscuro y cuentan con nerviaciones rojizas y manchas de color blanco. Estas mueren completamente en invierno, pero en primavera vuelven a renacer.

Cuidado del Caladium en primavera y verano

Si es preciso, trasplanta los tubérculos en invernación en un compost rico y ácido a inicios de la primavera que es cuando se produce su crecimiento. A principios de esta estación, riega moderadamente el Caladium e incrementa la cantidad de agua a medida que la planta vaya creciendo; pero, no te excedas, porque podría dañar las raíces. Proporciónale a tu planta un buen abono de follaje y rocíala una vez por semana con agua para mantener sus hojas sanas.

Para que tu Caladio crezca adecuadamente es importante que le proporciones humedad y una temperatura constante de 21 °C. Ten en cuenta que como proviene de un medio tropical, aceptará muy bien la semisombra pero no tolerará los rayos directos del sol.

Cuidados del Caladio en otoño e invierno y modo de propagación

Entre mediados y finales del otoño las hojas del Caladio se secarán completamente. Entonces, hasta la primavera, los tubérculos se deben mantener secos, así que no tendrás que regarlos. Conserva el Caladio en un lugar cuya temperatura sea de 15 °C.

En cuanto a su modo de propagación, a fines de invierno, los tubérculos producirán retoños que podrás sacar de la maceta cuidadosamente. Espolvorea los tubérculos con azufre en polvo en caso de que los mismos se quiebren cuando intentes sacarlos del recipiente. Planta cada retoño en compost e incorpórale un poco de arena para mejorar el drenaje.

Te recomendamos leer: Cuál es el color ideal de la flor para tu jardín

La mejor época para comprar el Caladio es a final del invierno o principios de la primavera, dado que el follaje estará colorido y podrás seleccionar una planta que esté cultivándose vigorosamente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta