La Canna presenta un aspecto maravilloso cuando se ve agrupada en macetones. Estas forman grupos de hojas amplias a modo de lanza, de color verde, o bien, con un tinte púrpura. Sus flores grandes son de forma tubular en color rojo, naranja o amarillo vivos, y forman ramilletes en el extremo de los tallos durante el verano, dándole un gran colorido al patio o al jardín.

canna2

Quizás también te pueda interesar: Cuidados de la Dieffenbachia, también conocida como caña muda

De las especies más empleadas para el cultivo, Canna indica, perteneciente a las Antillas, es una de las más populares. Esta se trata de una planta muy bonita de 90 cm de alto, con hojas verdes de 45 cm y flores de 10-15 cm y de color rosa o rojo.

Cuidados de la Canna en primavera y verano

Plántala y cámbiala de maceta cuando empiece la primavera, cuando el peligro de las heladas haya pasado; ya sea, de manera individual en macetas de 20 cm de diámetro, o tres en un recipiente de 38 cm de diámetro. La tierra es fundamental, dado que la Canna precisa una tierra rica y de fácil drenaje.

Para lograr plantas fuertes y robustas, con flores numerosas de colores intensos a lo largo del verano, es indispensable disponer de una mezcla a partes iguales de tierra negra fibrosa, abono, tierra de hojas descompuestas y arena fina.

canna1

Planta los rizomas carnosos a una profundidad de 15 cm y, posteriormente, coloca el recipiente en el lugar más soleado y caluroso que encuentres. Riega los rizomas de manera abundante para que los tubérculos se establezcan en el compost. Luego, riégalos ligeramente para mantener el compost húmedo hasta que surjan los nuevos brotes. A partir de allí, podrás regarlos libremente.

Las Cannas precisan de mucha agua durante la temporada de desarrollo y floración. Cuando comiencen a aparecer los brotes nuevos, abónalos con un fertilizante líquido, dos veces por semana.

Cuidados de la Canna en otoño e invierno

Cuando las hojas vayan muriendo, disminuye el riego gradualmente, hasta suprimirlo por completo. Si desea mantenerla en el exterior, cúbrela con una capa de paja para protegerlas del frío. En cambio, si vives en una zona donde se producen heladas frecuentemente, saca los tubérculos, déjalos secar durante dos días y corta las hojas y raíces muertas.

Te recomendamos leer: Jardines en Invierno: Añade color en los días frios

Problemas de la Canna

canna

Si las plantas no reciben suficiente agua, las hojas se marchitan y perderán su color. Recuerda que la protección contra las heladas es fundamental. Por otra parte, la araña roja puede atacarla, por lo que, si llegara a aparecer, deberás combatirla con un insecticida con base de malathion. En caso de que aparezca el pulgón verde, utiliza un insecticida de piretrina antes de que la plaga ataque los brotes nuevos.

¿Conocías esta planta? ¿Te gustaría tener una de ellas en tu jardín? Deja tu comentario.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta