Como cortar nuestro césped

Lo primero y fundamental que tenemos que tener en cuenta al momento de cortar nuestro césped es no cortarlo húmedo o mojado, el césped debe estar bien seco al momento de ser cortado, para esto es mejor elegir al final de la tarde, evitemos las mañanas que es cuando más humedad tiene el césped. Por lo general siembre tiene que haber varios días en los que el riego debe estar apagado, pues bien, aprovecharemos esos días para hacer el corte.

Las cuchillas de la maquina deben estar bien afiladas, si no es así esto crea un desnivel y lastima el extremo de las hojas creando una malformación en las mismas, en el caso de que el césped tenga hongos, debéis limpiar bien la maquina antes de empezar sobretodo las cuchillas, hay productos para eliminar los hongos que podéis utilizar para lavar las cuchillas.

Si hace mucho que no lo cortamos y el césped esta muy crecido es importante no cortarlo todo al mismo día, se comienza por un corte más alto al principio y otro más bajo unos días después.

Algo también muy importante es ir retirando bien los restos de césped que se han cortado, podéis repasar con un rastrillo para recoger lo que no hemos sido capaces de recoger en nuestro cortacesped. Existen en el mercado máquinas cortacespedes en los que se produce un mayor machacado de la
hierba pensadas para no recoger el césped cortado, en este caso hay que cortar muy a menudo para no crear problemas en nuestro césped.

La altura del corte debe ser lo suficiente para no provocar un excesivo estres, es importante recordar que cuanto más bajo sea el nivel en el que estemos realizando el corte más sensible quedara nuestro césped provocando su debilitamiento, por lo tanto esto nos permitirá que en esas zonas quede más fortalecido y con algunas reservas.

Cuando el césped esta mucho tiempo sin cortar es probable que las puntas queden de un color un poco diferente como medio amarillento, esto es totalmente normal y en algunos días desaparecerá.

Deben pasar algunas horas después de realizado el corte para regar nuevamente, esto nutrirá nuevamente el césped y le devolverá poco a poco la fortaleza.

En último lugar no debéis desperdiciar ningún resto de césped de vuestra segadora o la que separamos con el rastrillo ya que podéis utilizarlos para generar abono o para fortalecer la base de tus plantas mediante la técnica del compostaje.

P1000110

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta