El limonero es un árbol frutal de hoja perenne, de un tamaño considerable y muy popular. Así que si te has propuesto cultivar este cítrico y precisas de unos buenos consejos para un abono natural, no te preocupes que en Garden Center Ejea te lo contamos.

Consejos limoneros

Quizás también te pueda interesar: Árboles frutales que se pueden obtener a partir de semillas o huesos

Abono para el limonero

Antes de empezar a elaborar una abono natural, es necesario saber cuáles son sus necesidades. Por esta razón un abono de calidad para este cítrico debe contener hierro, fósforo, zinc, potasio, nitrógeno, nitrato amónico, abonos orgánicos y nitrato de calcio para suelos ácidos.

Recomendaciones para abonar los limoneros

Hoy en día se puede encontrar en el mercado productos de calidad y totalmente naturales para abonar el limonero. Sin embargo, dichos productos puedes elaborarlos de forma ecológica y, con ello, ahorrar un poco.

  • Lo más recomendable es hacer uso de una compostadora, tanto por su comodidad como por su higiene.
  • Coloca en la compostadora distintas sobras de origen vegetal (restos de legumbres, raíces y cáscaras). Incluso puedes incluir estiércol de rumiantes o mantillo.
  • Humedece el contenido con agua, cubre y deja reposar durante tres semanas.
  • Durante ese tiempo el abono seguirá fermentándose, por lo que habría que remover la materia y dejar airear un poco. Con ello se obtendrá un abono natural, pero al no tener un aroma agradable, es mejor situarlo al exterior.
  • Para una porte de zinc, entierra una lata de cualquier refresco y humedece la tierra. Al corroerse se liberará el mineral necesario para la planta.
  • Ahora bien, para un aporte de cal se podrán triturar cáscaras de huevo y añadirlas al abono en el suelo del limonero. Además, se podrá obtener otra ventaja que es la de alejar a los caracoles, las babosas otros insectos perjudiciales de los cítricos.
  • En lo que respecta a un aporte de hierro se podrá recurrir a los quelatos de hierro, siendo un producto económico que va a repercutir de forma positiva en el limonero. Tan sólo bastará con enterrarlos cerca del árbol y regar para que se libere el hierro.

Consejos extras

  • El abono se iniciará con la llegada de la primavera y deberá continuar hasta finalizar el otoño.
  • Si se tiene una planta joven, no la abones hasta que pase su segunda floración. Lo que sí es que habría que ofrecerle un suelo de calidad.
  • El limonero no se podrá sentir cómodo con una tierra que está demasiado húmeda. Por ello, habría que asegurar que esté bien drenado y que el agua se filtre correctamente.
  • Los aportes de hierro, ya sea en porciones bajas o pequeñas van a ayudar en buena medida a la floración en la primavera.

Sin duda un par de consejos que serán de gran ayuda ¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí