La Phytophthora o Fitóftora es una enfermedad fúngica que se llama la enfermedad de los setos o amarronamiento de las coníferas. Y aunque se le relaciona con los hongos, no se le considera uno como tal, sino más bien un organismo similar que causa severos daños.

Phytophthora enfermedad

No dejes de leer: Remedios naturales para combatir hongos en plantas

El término Phytophthora etimológicamente significa “destructora de plantas” y tiene toda la razón, ya que suele acabar con árboles de gran tamaño y longevos.

Síntomas de la enfermedad

El organismo penetra en las raíces absorbentes que se encargan de captar la humedad y nutrientes del suelo.

Los árboles comienza a necrosar los tejidos y puede continuar su ascenso por el cuello, mostrando sus evidencias (la corteza se agrieta, se perciben exudaciones de resina y cambio de color.)

Los síntomas pueden llegar a variar, según la especie:

  • Los cítricos: debilitamiento, nervios cloróticos, agrietamiento de corteza, ramas secas o el árbol entero.
  • En las coníferas: secado progresivo en ramas hasta llegar a la base. Sino se atiende a tiempo puede morir.
  • En el césped: desecaciones irregulares que se van extendiendo de a poco.

Tratamiento de la Phytophthora

Phytophthora

Para poder controlar la Phytophthora es eficaz el uso de un fungicida sistémico apto para la misma, que pueda ser asimilable a las hojas como el sistema radicular.

En el césped: lo ideal es pulverizar con mochila. Para ello diluye una proporción de 150 g de producto por cada 10 l de agua (extensión de 100 m2). Pero ten en cuenta que si la superficie es mayor, deberás adaptar el volumen de la preparación.

En frutales y otros: para estos ejemplares la proporción correcta es de 25 g de por cada 10 l de agua. En este caso puede ser en el riego directo de las raíces. Esta medida puede ser suficiente para árboles pequeños, por lo que si son mayores habría que doblar la cantidad.

Así que lo conveniente es que sigas el tratamiento mensual y más aún cuando los meses de calor están a tope, ya que la enfermedad es más agresiva. Ahora que si no te es posible, al menos realiza tres aplicaciones y evita abonar hasta pasar unas cuantas semanas para evitar la incompatibilidad de productos.

Solo recuerda que el fungicida será de gran ayuda, pero no hace milagros. Si las plantas están muy afectadas, quizás no hay vuelta atrás y la clave está en parar a tiempo ¿No, crees?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí