Las granadas son una fruta poderosa y para muchas civilizaciones representa fertilidad, amor y prosperidad. Algunos guerreros solían consumir una granada antes de una batalla, porque creían que de esa manera se volvían invencibles, dado que esta fruta cuenta con una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

cultivar granadas

Quizás también te pueda interesar: El cultivo de la endivia en casa

Al árbol del granado se lo conoce como Punica granatum y existen varias especies dentro de este género. El granado puede llegar a medir entre 3 y 6 metros de alto, lo que lo hace ideal para colocar en patios interiores y exteriores.

Clima, terreno y flor

Los frutos de las granadas provienen de climas tropicales, por lo que el calor les sienta mucho mejor que el frío. Generalmente, no toleran muy bien los inviernos severos, aunque existen algunas variedades que sí pueden tolerar climas con temperaturas un poco más bajas de lo normal.

En cuanto al terreno, el árbol del granado es poco exigente, pero tratándose de árboles tropicales, lo mejor será brindarle uno que retenga la humedad, que sea profundo y bien aireado. Como sucede en la gran mayoría de los árboles frutales, antes de que surjan los frutos, surgen las flores, las cuales son en este caso de un color rojo hermoso y cuentan con entre 5 y 8 pétalos.

¿Cómo es la fruta de las granadas y cómo comerlas?

La granada tiene una cáscara fuerte y gruesa para evitar que las plagas puedan romperla y llegar a su pulpa y depositar huevos. En su estado natural, la fruta madura suele abrirse aunque esté colgada del árbol para que pájaros y otros insectos puedan disfrutarla y transportar sus semillas hacia otros lugares.

Algunas variedades del árbol del granado no dan frutos. Sin embargo, por contar con una forma ornamental, continúa siendo un hermoso árbol para cualquier jardín, así como también para crear árboles pequeños tipo bonsái.

Para comer una granada hay que tener mucha paciencia, pues las semillas suelen tener un sabor amargo, por lo que muchas personas tienden a presionarlas con la lengua hacia el paladar para exprimirles la pulpa y sacarles el jugo. Después escupen las semillas.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo cultivar granadas en casa? Deja tus comentarios y recuerda que en el blog de Garden Center Ejea podrás encontrar muchos cuidados y consejos más sobre plantas, vegetales, frutas y flores.

No hay comentarios

Dejar una respuesta