Como cultivar sandias.

Sin lugar a la menor duda muchas personas sueñan con la posibilidad de un jardín repleto de frutos los cuales son una manera de disfrutar del trabajo y la laboriosa tarea de cultivar la tierra.
Ningún fruto comprado en las tiendas tendrá el mismo sabor que el que usted cultiva con sus propias manos, sin dudas esta es una tarea ardua muchas veces pude resultar tediosa producto del poco tiempo que podemos disponer en nuestro diario vivir, pero sin dudas es una actividad gratificante y sumamente desestresante cuando se efectúa con pasión y dedicación.
Dentro de los frutos más consumidos en el verano y altamente rentables para su cultivo propio producto de sus dimensiones encontramos las sandias.
Las mismas son frutas excelentes para consumir en verano gracias a que aportan gran cantidad de agua además de que son sencillamente deliciosas.
Las sandias son plantas rastreras que ocupan poco espacio en nuestro jardín y a pesar que muchos puedan considerar que su cultivo infiere un gran trabajo la tarea del desarrollo de esta planta es sencilla si se respetan algunas características fundamentales.
En primer lugar cabe destacar que existen varios tipos de plantas diferentes algunas alargadas, redondas, lisas, de pulpa roja, anaranjada o amarillenta pero todas mantienen el singular sabor que caracteriza la fruta.

Condiciones de Cultivo.

Las condiciones de cultivo de este tipo de plantas son las calurosas si bien con una temperatura de 25 a 20 grados se consiguen óptimos resultados la humedad reinante también es un factor preponderante siendo la misma de 60 % como la condición apropiada para su desarrollo.
Con respecto al suelo es importante que disponga del lugar adecuado para su correcto crecimiento respetando las distancias mínimas requeridas entre cada planta separando las hileras a no menos de 40 cm., el suelo debe ser relativamente acido las sandias no se comportan bien con suelos neutros o alcalinos.
El abono debe de ser vegetal y abundante manteniendo una capa de aproximadamente unos 25 cm. sobre la superficie.

Cosecha.

La cosecha de esta fruta es manual y existen determinadas técnicas para corroborar si la misma se encuentra en condiciones de consumo, a simple viste una sandia madura responde a una corteza que brilla y la parte inferior que se mantiene en el suelo toma una tonalidad amarillenta y relativamente rígida, otro truco notable es el de golpearlas suavemente para verificar si la corteza vibra en señal de la que la fruta esta madura.

Si bien en el mercado existen varios tipos de sandias, incluso algunas sin semillas producto de la manipulación genética o las famosas sandias cuadradas las cuales son instaladas en cubículos rectangulares durante su crecimiento para que la naturaleza haga el resto ninguna tendrá el sabor de la que pueda cosechar en su propio jardín y con sus propias manos.

sandia (1) (Small)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí