La Mahonia es un género compuesto por aproximadamente 70 especies de arbustos perennes, apreciados por su follaje y su abundante floración a fines del invierno o principios de la primavera. Posee hojas compuestas, formadas por varios folíolos, de carácter coriáceo y con los bordes espinosos o dentados.

Mahonia

Quizás también te pueda interesar: Pon tus manos a la obra porque llegó la hora de propagar la Maranta

Sus flores son, por lo general, de color amarillo y están reunidas en racimos terminales; la floración se transforma en una magnífica fructificación, con los frutos de distintos colores que van desde esta púrpura al azulado negruzco.

La Mahonia se utiliza para la formación de grupos, o bien, como plantas de cobertura, si se usa las especies más bajas o de menor desarrollo.

Cuidados de la Mahonia

Este género es rústico y crece perfectamente en cualquier tipo de tierra de jardín, incluyendo la calcárea. Es una planta que se encuentra mejor en la semisombra, antes que a pleno sol, por lo que se utiliza en los sotobosques.

No requiere ninguna poda, aunque la toleran perfectamente; se pueden suprimir los tallos defectuosos, o bien, efectuarse algunas podas para rejuvenecer a las plantas, si esta está deslucida.

Si la recortas periódicamente, podrás formar setos bonitos y poco habituales. Tanto sus hojas como tallos son muy buscados en invierno, para confeccionar decoraciones con materiales secos y plantas. La Mahonia no tolera muy bien los trasplantes, por lo que debes tener mucha precaución en el momento de efectuarla. La mejor época se sitúa en otoño o primavera.

Propagación

La mejor forma de reproducir la Mahonia es a través de esquejes, si bien la reproducción por semillas es también aconsejable si se precisan plantas varias para cubrir el terreno. Las semillas se plantan en verano, aunque estas no germinarán hasta la primavera siguiente. Cuando es posible, se trasplantan a macetas individuales y, después, al vivero.

Al cabo de tres años, las plantas estarán listas para ir al lugar definitivo. Los esquejes se retiran en el mes de julio, de tallos sanos y vigorosos, y de una longitud de 10 cm, a una temperatura de 18 °C.

En la especie Mahonia aquifolium se pueden retirar chupones enraizados, que surgen en la base de la planta.

Te recomendamos leer: Propagación y problemas de la Sansevieria

¿Qué te ha parecido este post sobre la Mahonia? Deja tus comentarios y recuerda que en el blog de Garden Center Ejea podrás encontrar muchos posts más de interés, como así también productos en la tienda.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta