Cuidar el kokedama puede ser muy fácil y el resultado gratificante. Tan solo habría que seguir estos sencillos pasos para saber cómo es el riego del kokedama y, con ello, luzca sano y lleno de vida ¡Toma nota!

Riego del kokedama

Quizás también te pueda interesar: Uso del bocashi y cómo se preprara

Cómo debe ser el riego del kokedama

  1. Lo primero es cerciorarse si el kokedama necesita agua, para ello verifica el peso del mismo.

Levanta el kokedama y siente el peso. Si está liviano, es momento de regarlo. Si es la primera que haces esta labor, toma el peso recién regado como referencia para el futuro.

2. Coloca el kokedama en un contenedor

Pon el kokedama en un recipiente. Puede ser un envase de vidrio, ya que se puede ver mientras haces esta tarea. Pero aun así cualquier recipiente puede funcionar bien.

3. Ten lista agua a temperatura ambiente

Consigue agua de grifo y déjala reposar para que tome la temperatura ambiente. Este proceso ayudará a reducir al mínimo el impacto del kokedama durante el riego.

4. Vierte agua al recipiente

Vierte suficiente agua al recipiente para cubrir ½ bola del kokedama.

Si el musgo está muy seco, ten cuidado de no excederte, ya que el kokedama podría flotar, volcar y probablemente dañar la planta.

Kokedama

5. Deja la planta en el agua 10 minutos.

Espera que el kokedama se asiente en el agua al menos 10 minutos para que pueda absorber el líquido.

Es clave dejarlo el tiempo necesario para que pueda absorber el agua en el centro.

6. Retira el kokedama del recipiente

Saca el kokedama y drena el exceso de agua. Esto puede tomar un poco de tiempo.

Para ello, tómalo y no deberá gotear. Esto indica que estará listo para adornar el hogar.

7. Coloca el kokedama en una zona abierta

Ahora que ha sido regado el kokedama, tan solo coloca en un área bien iluminada que le de luz solar directa.

Sin duda una labor sencilla, pero que hará la diferencia para tener una especie bella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí