Pierre de Ronsard. Meilland 1985

Es uno de los mejores trepadores que conocemos, su floración es refinada y limpia, muy abundante tanto a principios del verano como incluso en otoño. Conserva muy buen aspecto durante toda la temporada.

Sus flores son dobles y desprenden un ligero perfume, aunque su verdadero interés descansa en sus colores. De color marfil cuando son capullos, y teñidos de rosa matizado conforme se va abriendo la flor.

De follaje sano y libre de enfermedades.

pierre%20de%20ronsard2

Como todos los rosales es mejor que busques un emplazamiento a pleno sol, en tierras fertiles y regado con regularidad. Ideal para fachadas o bien para pergolas y arcos.

Es un rosal refloreciente, por lo que hay que ir cortando las rosas marchitas para favorecer esta refloración. Podar a final del invierno para recogerlo y darle forma. Alcanza una altura de más de tres metros.

Pierre de Ronsard, fué un poeta frances hijo del matrimonio Ronsard, Pierre fue el menor. Estaba destinado a las armas por tradición familiar, pero su sordera, sobrevenida en 1540, le impulsó a renunciar a las carreras militar y diplomática y estudiar Humanidades. Pierre de Ronsard se formó a lo largo de sus primeros años en su propia casa y tuvo como preceptor a su tío paterno, el clérigo Jean de Ronsard. Cuando tenía nueve años su familia lo envió un semestre al Colegio de Navarra en París. Forma un grupo de poetas enamorados de la cultura griega (helenistas) denominado la pléyade.

Sus últimos años fueron bastante tristes, Ronsard perdió numerosos amigos y su salud empeoró. Soberanos extranjeros, entre los que se encontraba la reina Isabel I de Inglaterra le envíaban regalos. A pesar de su enfermedad, sus creaciones literarias seguían siendo de enorme calidad y algunos de sus mejores escritos están entre estos últimos.

ronsard

El 27 de diciembre de 1585, Ronsard muere y sus restos son inhumados en la iglesia de Saint-Cosme en Tours.

Este rosal es un reconocimiento a su calidad personal como poeta y gran aficionado a la jardinería.

Poema de Pierre de Ronsard

TOMA ESTA ROSA
Toma esta rosa -amable cual tú eres;
rosa entre rosas bellas la más rosa;
diosa en flor entre flores la más diosa
de las Musas, la Musa de Citeres.

Recíbela y ofrécele piadosa
tu seno, pues mi corazón no quieres…
(Corazón, rosa mustia, nada esperes;
sangre sin fin tu herida dolorosa.

La rosa y tú han sólo una semblanza:
no más un sol la rosa tendrá vida;
¡mil soles tú pervives de esperanza!

Si al menos, corazón, rosa transida,
marchitarte pudieras en bonanza,
cual la rosa en su pecho recogida!

Versión de Carlos López Narváez

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta