La Tetrastigma es una enredadera siempre verde, vigorosa y extraordinaria, dado que puede llegar a alcanzar un tamaño considerable tanto en el interior como en su hábitat asiático. La única especie que suele cultivarse como planta de interior es la Tetrastigma voinierianum, de origen vietnamita, una enredadera robusta de rápido crecimiento. Con las condiciones adecuadas, esta planta podrá crecer a un ritmo extraordinario, cubriendo aproximadamente 1,7 m de pared o enrejado en tan solo un año.

Tetrastigma

Quizás también te pueda interesar: La Bignonia es una planta trepadora de rápido crecimiento ¡conócela!

Curiosamente, cuando la planta está en peligro, todos los brotes caen. Sin embargo, los daños no son realmente importantes, dado que aparece otra sección para sustituir a aquellos que se han caído. Los zarcillos de la Tetrastigma son fuertes y se enroscan alrededor de cualquier soporte que encuentren.

Cuidados en primavera y verano

Cambia la Tetrastigma de tiesto cada primavera haciendo uso del compost habitual, asegurándote de que el recipiente cuente con un buen material de drenaje. Instala las plantas en un recipiente dos números más grande cada año, hasta alcanzar un recipiente de 30 cm; en lo sucesivo, abona en superficie cada año, sustituyendo la capa superior del compost por una nueva de compost.

Sostén la planta con una estaca de musgo o una caña de bambú; insértalos en el compost cerca de la base de la planta y hasta el tallo a intervalos regulares. La Tetrastigma se desarrollará adecuadamente a una temperatura de entre 21-24 °C en verano. Mantén la planta en una posición soleada pero nunca bajo los rayos del sol.

Una buena circulación del aire será beneficiosa; puedes rociarla esporádicamente con agua para mantener las hojas libres de polvo. Durante la estación de crecimiento, en primavera y verano, riega la planta libremente para mantener el compost húmedo y agrega un fertilizante cada dos o tres semanas al agua.

Cuidados de la Tetrastigma en otoño e invierno

Mantén la temperatura en invierno alrededor de los 13-16 °C, aunque las plantas pueden sobrevivir con temperaturas mucho más bajas, el follaje sufrirá. Asegúrale la mejor posible, pero mantén la planta lejos de la luz directa del sol. Riégala ocasionalmente, pero solo para impedir que se seque por completo. Cuidado de no regarla en exceso, dado que la humedad no es un factor importante para la planta.

Si deseas propagar la Tetrastigma deberás hacerlo desde la primavera hasta mediados del verano a través de esquejes de 13 cm de largo de las puntas de los brotes jóvenes, cada uno con dos o tres hojas.

Imagen cortesía de Manuel, todos los derechos reservados.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta