Como es sabido, las plantas requieren de cierto suelo para que puedan desarrollarse de la mejor forma. Y aunque la mayoría de ellas prefieren aquellos que drenen bien y tengan mucha materia orgánica. No obstante, hay otras especies que precisan de sustratos más difíciles. Por ello, habría que conocer los tipos de suelos básicos.

Tipos de suelos

No dejes de leer: ¿Cuáles son los reptiles más recomendables para adoptar?

Tipos de suelos

Suelos arcillosos

Su principal característica es que drena poco, por lo que las raíces les cuesta penetrar el terreno y se airean casi nada.

Las herbáceas los precisan, como la hierbabuena o la menta. Asimismo, el iris, el arce, el lirio, el sauce criollo, la madreselva, la cala, la dalila, el manzano y el bambú.

Suelos salitrosos

Una de las características de los suelos con mucha sal es que las raíces no podrán absorber el agua y los bordes de las hojas se comienzan a secar y amarronar.

Por lo que es necesario averiguar si alguna especie se adapta a los sustratos con tendencia salina

Tal el caso de el ciprés, la pasionaria, el kalanchoe, el conejito, el geranio, la verbena, la lavanda, la bugambilia, el palmito, el crisantemo, el romero, la acacia y el brezo.

Suelos alcalinos

El suelo alcalino es de los pocos tolerados por las planta. Principalmente porque llevan a la clorosis férrica o deficiencia de hierro, lo que hace que se manifieste con hojas amarillas y su posterior caída.

El pH de este tipo de suelo va del 7 al 14, considerando que pH neutro equivale a 7 y un pH ácido es de 7 para abajo.

Algunas especies que prefieren estos suelos son el acanto, la clematis, el tulipán, el boj, la zinnia, el alhelí, la fucsia, la higuera, la hortensia, la azalea y el ajo.

Suelos secos y arenosos

La arena no es otra cosa que trozos finos de piedra que fueron erosionando con el tiempo. Las piedras tienden a recalentarse al estar expuestas al sol, por lo que las raíces se cocinan a temperaturas muy elevadas.

Pero las especies que toleran perfectamente este sustrato son la garra de león, los cactus, las crasas, la retama, la rocalla, el pino, el ajenjo, la clavelina y la rudbeckia.

Así que a medida que vayas adentrándote en la jardinería, podrás darte cuenta la importancia que tienen los suelos y sustratos para poder ofrecerles a las plantas el adecuado y puedan prosperar de la mejor forma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí