Tu huerto podrá producir hortalizas durante todo el año si llevas a cabo una planificación mes a mes de las especies que quieras cultivar. Con esto podrás prever las rotaciones, aprovechar el terreno de una mejor manera y obtener muchas hortalizas y de buena calidad.

Tomate

Te recomendamos leer: Insecticida a base de hojas de tomate

Aunque el frío es uno de los factores a tener en cuenta, si realizas semilleros a cubierto, usando protecciones, podrás adelantar el cultivo. Aquí te dejo algunas de las hortalizas para que realices un calendario de cultivos.

Cebollas

Si realizas la siembra de cebolla en invierno, hazlo al aire libre para cocecharla en verano. Ahora bien, si lo haces desde finales del verano hasta mediados del invierno, deberás hacerlo en semillero. Trasplanta la cebolla en el sitio definitivo desde otoño hasta el invierno. Cosecha en verano.

Judías verdes

No cultives las judías verdes hasta que el suelo no esté a 10 °C. Para llevar a cabo una recolección escalonada, siembra cada dos meses hasta el verano. Como en el caso de diversas leguminosas, hay variedades de judías verdes de diferentes alturas. Pon un tutor de 2 ½ metros al pie de las variedades de 2 metros de alto para guiar su crecimiento.

Zanahorias

La siembra de la zanahoria no podrá realizarse hasta que la temperatura del suelo sea de aproximadamente de 5 °C. Como se trata de un cultivo lento, planta hortalizas que tengan un ciclo más corto, como la lechuga. Reparte las semillas sobre el bancal y a los 15 días nacerán. Si realizas muchas siembras esparciéndolas mes a mes, podrás tener una cosecha de zanahorias escalonada.

Pimientos

Cultivar pimiento

Realiza la siembra al aire libre cuando las temperaturas nocturnas sean superiores a los 10 °C. Haz un semillero cubierto entre mediados y finales del invierno y después coloca las plantas en sus correspondientes macetas hasta el momento de trasladarlas al lugar definitivo. Los pimientos suelen madurar en verano y deben cortarse cuando están verdes.

Tomate

Entutorar tomates

La siembra del tomate habrá que realizarla cuando las temperaturas nocturnas sean superiores a los 10 °C. Sin embargo, lo puedes cultivar en semilleros a cubierto entre fines del invierno y mediados de la primavera. Cuando el primer par de hojas de la semilla germinada se haya desarrollado totalmente, coloca las plantas en macetas. En zonas frías la maduración del tomate se producirá entre mediados y finales del verano y en los lugares más cálidos desde el verano hasta mediados del otoño.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta