Las dalias son plantas de interior y exterior de origen mexicano, forman parte de la familia de las asteráceas. Aunque no son aptas para climas extremadamente húmedos y calurosos, si produce un espectacular despliegue de colores y formas en el verano. Son especies perennes fáciles de cultivar, por lo que resultan excelentes para tenerlas en buenas condiciones durante toda la temporada.

Cultivar dalias

Cultivo de las dalias en interior

Para plantar dalias en macetas se requiere de algún bulbo. Por lo regular se puede adquirir desde la primavera hasta el verano, pero lo realmente recomendable es comprar bulbos y raíces de dalias a comienzos de la primavera, ya que es la estación más calurosa y es cuando van a florecer. Aunque si se opta por plantarlas en el verano, podría florecer en el otoño, siempre y cuando el clima sea suave.

Una vez con el bulbo, habría que rellenar hasta la mitad de la maceta, al menos unos 20 cm de diámetro con un sustrato universal previamente mezclado con un 30 % de perlita. También se puede optar por el uso tierra de jardín mezclada con un 30 % de perlita o algún material similar para tener un óptimo drenaje.

Después se tiene que introducir el bulbo recostado, de modo que las raíces queden al interior de la maceta. Cuando este en esa posición, cubrir con sustrato y regar para dejar empapado. Al termino de 7 a 10 días comenzarán a salir los brotes.

Cultivo de las dalias en exterior

Plantando tubérculos de dalias

La forma más fácil de cultivar dalias es a partir de bulbos, a fines del invierno y la primavera. Los bulbos se multiplican gradualmente debajo del suelo, y al cavar la planta latente durante el invierno, se puede dividir las raíces tuberosas y replantar las divisiones. Plantar los bulbos a una profundidad de 10 cm y alrededor de 30 a 90 cm, utilizando un espaciado más cercano para variedades más pequeñas.

Las puntas de crecimiento deben estar hacia arriba. Las dalias de crecimiento alto necesitarán estacas, por lo que es una buena idea poner la estaca en el momento de la siembra, cuando hay pocas posibilidades de dañar los tubérculos.

Plantando semillas de dalias

Se puede cultivar dalias a partir de semillas, que generalmente se siembran en la primavera, aunque en zonas tropicales y subtropicales se pueden sembrar desde mediados del invierno. Las semillas se siembran directamente en el suelo. Para comenzar usar una mezcla de semillas bien drenadas y colocarlas en un lugar cálido, lejos de la luz solar directa.

dalias

Post-floración en dalias

Después de que la floración termina, es preciso dejar que las plantas mueran. Si el suelo no permanece húmedo o frío durante mucho tiempo en el invierno, dejar los bulbos en el suelo y volverán a brotar al año siguiente. Para climas más fríos, tendrán que levantarse y almacenarlos. Si la dalia está en una maceta y el lugar es muy frío, habría que guardarla en el cobertizo del jardín. Volver a plantar los bulbos una vez que el clima se calienta, desde fines del invierno hasta mediados de la primavera.

Consejos sobre Dalias

  • Las dalias pueden ser un gran complemento para cualquier jardín. Florecen en abundancia desde mediados del verano hasta el periodo de heladas, les gusta el sol y un suelo fértil y permeable. Así que es de suma importancia recordar cuáles son los cuidados de la dalia.
  • Cuando la dalia empieza a elevarse por encima del suelo, tiene generalmente varios brotes. Si se aclaran, cortándolos va a ofrecer unas flores aún más bonitas. Si la planta tiene tres o cuatro pares de hojas, se pueden pinzar los ápices de crecimiento de los tallos principales para hacer que el ejemplar crezca de una manera más frondosa.
  • A finales del otoño, cuando la planta marchite sus tallos, se cortarán y se sacarán los bulbos y en la mayoría de los casos se podrá comprobar que han salido pequeños bulbos alrededor del que se plantó. Estos a su vez se separaran, ya que servirán para la próxima temporada. Es apropiado guardarlos en un lugar seco, donde se mantendrán en óptimas condiciones hasta la próxima primavera.
  • En climas muy suaves se pueden dejar los bulbos en la tierra pero hay que tener en cuenta que no soportan las heladas y las lluvias continuas.
  • Como flor cortada en un florero, es mejor recoger las dalias en la mañana o por la noche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí