Las plantas trepadoras y enredaderas son fundamentales para cualquier jardín gracias a su belleza y funcionalidad para poder cubrir paredes, glorietas, arcos, postes y hasta luminarias. Así que convendría saber cómo plantarlas correctamente para que luzcan espectaculares.

Consejos plantar enredaderas

Quizás también te pueda interesar: Plantas trepadoras que ayudan a mejorar la pérgola

Cómo plantar enredaderas

Existen plantas trepadoras o enredaderas perfumadas, sin aroma, con flores o sin ellas. Además, las hay de crecimiento lento o rápido, para el sol o la sombra. Por lo que habría que elegir la que más guste y se adecue a las necesidades, siempre y cuando se tomen ciertos consejos.

No es bueno juntar varias especies, porque tienden a molestarse entre sí. Lo mejor es tener una si el espacio es reducido, o bien, varias siempre y cuando vayan en lugares separados.

Las enredaderas que son de crecimiento rápido suelen adquirirse en semillas, por lo que es conveniente plantarlas cuando finaliza el invierno, mientras que las de crecimiento lento se encuentran como plantas y se pueden ubicar en la tierra en cualquier época del año.

Ahora bien, si dichas plantas están en macetas, solo se requiere de un abono (aunque cabe mencionar que jamás podrán tener la vigorosidad y desarrollo de un jardín). Si no da el sol sobre la tierra de la maceta, es mejor para que las raíces estén frescas.

Plantar trepadoras

Si las enredaderas se van a colocar para que se plieguen en una pared, es preciso separarlas con una distancia de unos 45 centímetros del muro.

Para guiar el crecimiento de las plantas trepadoras o enredaderas es necesario que sean tutoradas. Para ello es conveniente atarlas a columnas que vayan del techo a un soporte bien firme, ya que con el tiempo la planta va a crecer y será cada vez más pesada.

Ten en cuenta que las guías de crecimiento deben orientarse cada cierto tiempo para que la planta se dirija hacia las zonas que uno quiera.

Es indispensable un riego inmediato para que pueda empezar la fase del brote y evitar a toda costa que se encuentren secas las raíces, ya que pueden debilitarse y parar el desarrollo.

El tener plantas trepadoras o enredaderas requiere de ciertos cuidados que son muy sencillos, pero que sin duda harán de ese espacio verde único y lleno de vida. Así que empieza hoy y cuéntanos tu experiencia. Es más si ya tienes esas plantas favoritas, ya solo queda empezar.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta