El cultivo hidropónico es un tipo de cultivo de plantas que no requiere el uso de tierra, sino de agua y otros materiales. Siendo la agricultura del futuro, ya que no requiere de un espacio muy amplio y lo mejor es que puede tenerse en casa.

hacer-cultivo-hidropónico

Material para elaborar un cultivo hidropónico

Lo que se requiere para crear el cultivo hidropónico es un envase que tenga una profundidad de 20 a 30 cm., una bomba aireadora similar a las de las peceras para que el agua tenga buena oxigenación, una solución nutritiva, un sustrato que ayude a retener los nutrientes que el cultivo necesita, el equivalente al abono orgánico. Y por último, las semillas o plantas que se deseen cultivar, un tapón de goma y una tabla de madera con las mismas dimensiones que el recipiente.

Elaboración del cultivo hidropónico

cultivo-hidroponico

  1. Realizar una perforación en la base del recipiente. Después insertar el tapón de goma para que se haga el cambio de agua cuando sea necesario.
  1. Ahora hacer unos orificios en la tabla de madera, de preferencia dejando las mismas distancias entre uno y otro.
  1. En los orificios colocar las raíces de las plantas. Es primordial hacerlo con mucho cuidado para no lastimar las raíces. El tallo debe quedar encima de la superficie del agua.
  1. Asegurar la planta con el sustrato para que la proteja y le de soporte para el desarrollo de la raíz, permitiendo que la solución nutritiva este disponible para el crecimiento.
  1. Se puede poner el cultivo aprovechando los espacios de la casa, ya sea en el patio, el jardín, la terraza, alguna pared o la azotea. Lo importante es que las plantas puedan recibir la luz del sol.
  1. La bomba aireadora debe oxigenar el agua, de preferencia cada 2 o 3 horas al día y hacerse una revisión a la solución hidropónica.

Recomendaciones para el cultivo hidropónico

Se recomienda cambiar el agua del recipiente cada 15 días y reutilizar el agua en otras plantas del jardín.

También es preciso observar el desarrollo de las plantas, por si llegase a presentarse alguna anomalía o fallo en la instalación.

Tener en cuenta si la planta requiere sol o no para que se contemple el lugar donde se va a instalar.

El adoptar este método traerá grandes beneficios para el entorno. Así que realiza el tuyo y cuéntanos qué tal te va. Seguramente pronto tus cosechas darán frutos y alentarás a más personas a vivir esta increíble experiencia.

Imágenes cortesía de: comunidad.leroymerlin, saludología

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta