Tal como se crea un entorno sano y equilibrado para las plantas del jardín, es preciso proporcionarles un sustrato adecuado para el éxito de las mismas. Si bien, en el mercado se puede encontrar una gran variedad de productos no siempre se ajustan a las necesidades de cada especie. Es por ello que elaborar los sustratos caseros según el tipo de planta pueden ser una labor fácil y con grandes beneficios que vale la pena conocer.

Sustratos caseros

No dejes de leer: Ciclo de vida de las plagas más comunes

Sustratos caseros

Sustrato casero básico

La preparación básica es muy simple. Tan solo habría que humedecer los ingredientes para que se puedan mezclar mejor. Cabe señalar que es importante eliminar aquellos terrones.

Qué se necesita

  • 1 parte de compost
  • 1 parte de perlita
  • 1 parte de turba de musgo
  • 1 parte de tierra de jardín

Se puede incorporar ingredientes extras que van a proporcionar nutrientes adicionales, lo que a su vez van a brindar alimento a las plantas por lo menos un año sin la necesidad de aplicar fertilizantes.

Ingredientes extra

  • Harina de soja
  • Harina de algas marinas
  • Cal
  • Fostato de roca

Sustrato casero para suculentas

Es un sustrato de buen drenaje que resulta eficaz para las suculentas.

Qué se necesita

  • 1 parte de arena gruesa
  • 4 partes de tierra para macetas
  • 5 partes de perlita

Incorporar mulching con grava, piedras de acuario, piedras de río o grava fina de alta calidad para evitar que las plantas se pudran. Ahora bien, si se quiere incrementar la acidez, se puede mezclar una cucharada de vinagre blanco en 20 litros de agua y regar con ello.

Sustrato casero para cactus

Otra opción de sustrato casero para cactus y suculentas que asegura un buen drenaje es esta preparación.

Qué se necesita

  • Un puñado de bolitas de corcho blanco
  • 50% de arena de río gruesa y lavada
  • 50% de turba negra
  • Fertilizante de liberación lenta (la cantidad recomendada por el fabricante).

Piedras

Sustrato casero para plantas alpinas

Las plantas alpinas están impuestas a vivir en condiciones mínimas o precarias de suelo. Así que si se aporta un alto contenido de materia orgánica, esto seguramente no va a funcionar. Pero este sustrato casero al contar con tierra magra va a resultar eficaz para las plantas alpinas.

Qué se necesita

  • 1 parte de arena de grano medio
  • 1 parte de arcilla expandida
  • 1 parte de tierra para macetas (que no cuente con fertilizantes sintéticos añadidos).

Sustrato casero para plantas tropicales

Las plantas tropicales es un grupo de varias especies y pueden tener un requerimiento particular. Por lo general, prefieren de un suelo aireado, suelto, drenado, fértil y con una gran cantidad de materia orgánica. Este tipo de sustrato tiene una alta fertilidad y un pH ideal para que crezcan de manera óptima. Para esta preparación es necesario realizar dos mezclas que después se fusionarán.

Qué se necesita / primera mezcla

  • 1 parte de cáscaras de arroz
  • 2 partes de corteza de pino puro
  • 2 partes de corteza compostada

Qué se necesita / segunda mezcla

  • 1 parte de perlita
  • 1 parte de arcilla calcinada
  • 1 parte de turba de musgo
  • 3 partes de la mezcla anterior

Sustrato casero para plantas perennes y leñosas

Este sustrato es de larga duración, por lo que resulta eficaz para este tipo de plantas.

Qué se necesita

  • 1 parte de arena
  • 1 parte de perlita
  • 1 parte de turba de musgo
  • 1 parte de corteza
  • 1 parte de compost

Si sientes que es una mezcla un tanto pesada, incorpora más perlita para asegurar un óptimo drenaje.

Usa corteza o compost extra, siempre y cuando sean plantas maduras, pero no en jóvenes ya que puede dañar sus raíces.

Sustrato casero para plantas anuales

Es un sustrato que va a proporcionar un alto contenido de nutrientes. Siendo una mezcla que va a estimular la floración sin tener que requerir de nutrientes adicionales. Esto se debe a que al contar con estiércol de pollo y humus de lombriz cuenta con nutrientes necesarios para que dure toda la temporada. Asimismo, debido a la corteza de pino ayuda a incrementar la fertilidad.

Qué se necesita

  • 1 parte de arcilla expandida
  • 1 parte de humus de lombriz
  • 1 parte de arena gruesa de río
  • 1 parte de estiércol de pollo compostado
  • 1 parte de compost de corteza de pino

Beneficios de los sustratos caseros

Sustratos beneficios

Comodidad. Puedes realizar una buena cantidad de sustrato y almacenarla. Esto va a permitir tenerlo siempre a la mano para cuando inicies una nueva siembra.

Ahorro de dinero. Los sustratos preparados suelen tener un costo elevado. Sin embargo, el hacer el propio va a permitir adquirir ingredientes de buena calidad a un menor precio.

Autosuficiencia. El fabricar los propios suministros es bueno y se puede compartir el conocimiento generación tras generación.

Duración. Al elegir ingredientes correctos, se va a aprovechar mejor las mezclas en comparación con las que manejan los fabricantes.

Ingredientes de buena calidad. Las mezclas comerciales no todas son orgánicas y pueden contener humectantes a base de polímero químico, lo cual no es bueno. Así que con los sustratos caseros se sabe lo que contienen.

Como te darás cuenta, el realizar estos sustratos caseros no es nada complicado y las condiciones pueden ser muy favorecedoras para las plantas. Así que solo basta saber qué tipo de planta tienes para poner manos a la obra. Pero si tu ya has empezado con esta labor y te ha resultado eficaz, no dudes en compartir tus conocimientos para poder anexarlos a este listado ¿Qué dices?¿Lo intentas?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta