La Billbergia, también conocida como Lágrimas de ángel o Lágrimas de reina, pertenece a la familia de las Bromelias, aunque a diferencia de las otras Bromelias, que por lo general crecen en rincones y huecos de las ramas de los árboles, la Billbergia incluye diversas especias que crecen muy bien en el suelo.

Billbergia

Quizás también te pueda interesar: Bougainvillea o Santa Rita, es una planta exótica, colorida y trepadora

Estas proceden del sur de México y de Argentina. La especie más popular de la Billbergia es la nutans que cuenta con flores delicadas y largas con forma de lágrimas o botas que se encuentran en los tallos, acompañadas de brácteas rosas. Esta planta con forma de embudo puede retener agua en su cavidad, lo que la ayuda a crear la humedad necesaria.

Las hojas de la Billbergia son verde oscuro, largas y angostas, con cientos de espinas en los bordes. Los pétalos internos son de color verde con bordes azules y los externos rojizos, con manchas azules y verdes. Esta planta es capaz de desarrollar vástagos en su base rápidamente y, por tanto, se puede multiplicar fácilmente, a pesar de que mueren pronto en su primera floración.

Cuidados de la Billbergia en primavera y verano

Billbergia

Tu Billbergia se desarrollará perfectamente en un sitio luminoso y semi soleado, con temperaturas que rondan los 21 °C. Proporciónale humedad, rociando la planta con agua, o bien, colocando la maceta sobre una capa de piedrecillas mojadas. Deja permanentemente agua en la base y cámbiala una vez al mes, de lo contrario, despedirá un olor totalmente desagradable.

Entre las tandas de riego, deja que la superficie del compost se seque y abónalas cada dos semanas con fertilizante líquido cuando comiencen a aparecer los primeros vástagos. La época de mayor crecimiento es en primavera y verano. Durante estos meses, mantén la planta a una temperatura de entre 21 y 24 °C. Para obtener un colorido espectacular en las hojas, proporciónale luz abundante, pero filtrada.

Cuidados de la Billbergia en otoño e invierno

Billbergia

Algunas especies de las Lágrimas de ángel continúan floreciendo en invierno, así que no la sometas a un descenso muy abrupto de temperatura, es decir, nunca debe descender los 10° C. El frío excesivo estropea las hojas, sobre todo si el ambiente no está bien ventilado.

Propagación de la Billbergia

Siembra las semillas de la Billbergia recién sacadas de la planta húmedas en compost y vierte una capa de arena fina en la superficie del mismo. Mantenlas en una atmósfera húmeda y a una temperatura de entre 24 y 27 °C, en un sitio semi-iluminado.

Las plantas empezarán a aparecer luego de cuatro o seis semanas. A principios de la primavera se pueden extraer los vástagos, que han crecido entre 10 o 15 cm de la base de las plantas maduras. Deja un trozo de raíz en cada vástago y plántalo de manera individual en una maceta repleta de compost con base de turba y agrégale arena. Mantén los vástagos húmedos hasta que empiezan a crecer y cuídala de los rayos del sol, porque deshidratan las raíces.

El ácaro rojo solamente afecta a las plantas cuando la atmósfera no está húmeda y hace demasiado calor. Si llegara a aparecer en tu Billbergia, limpia las hojas y los tallos con agua caliente, usando un paño una esponja, y posteriormente trátala con un insecticida sistémico.

¿Conocías a la Billbergia? Deja tu comentario.

Imagen cortesía de Wylie, Acer Hwang, Mike Steinhoff, licencia CC BY 2.0

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta