Cultivar árboles en macetas es una forma simple de agregar variedad, colores, tamaños y texturas a tu jardín. Esta solución es efectiva para jardines de espacios reducidos que no tienen lugar para árboles de gran porte. Además, los árboles que crecen en macetas pueden vivir en climas que de otro modo serían muy fríos para ellos, por lo que incluso los jardineros de clima frío pueden cultivar árboles de macetas como higos, entre otros que son nativos de climas cálidos.

Quizás también te pueda interesar: 5 árboles que puedes plantar sin miedo de destruir la acera o la red eléctrica

Los árboles le proporcionan belleza, serenidad y naturaleza a cualquier espacio, pero si no dispones de un patio grande podrías pensar que es imposible cultivar árboles en tu casa. Los árboles precisan un montón de espacio para prosperar, ¿verdad? ¡Incorrecto! Cultivar árboles de macetas es una excelente manera de tener variedad. Además, si te mudas de casa, siempre podrás llevártelos contigo.

Para cultivar árboles en macetas es importante que escojas un recipiente grande y con orificios de drenaje.

Planta de higo enano

Asegúrate de elegir una higuera enana para cultivar en maceta y ubícala en un sitio donde reciba al menos 7 horas de luz solar al día. Si las hojas se tornaran amarillentas, probablemente se deba a un exceso de riego.

Olivo

El olivo es resistente y puede llegar a vivir hasta 1000 años. ¿Mil años? ¡Sí, has leído bien! Un olivo en maceta probablemente no vivirá tanto tiempo, pero podrá prosperar felizmente durante muchos años. Si vives en un clima frío, lleva el árbol en el interior durante el otoño e invierno y colócalo en un sitio brillante alejado de calentadores o corrientes de aire. Proporciónale unas 6 horas de luz solar al día y riega cuando el sustrato esté seco.

Arce japonés

El arce japonés puede estar plantado en una maceta porque su crecimiento es lento y su sistema de raíces es pequeño. Escoge una variedad enana y colócala lejos del viento y de la luz solar intensa. Poda todas las ramas muertas a medida que aparezcan.

Coníferas enanas

Las variedades enanas de ciprés, abeto, pino y enebro, entre otros, son ideales para cultivar en macetas, ya que poseen poco mantenimiento y vienen en muchísimos colores, texturas y formas. Además, son de crecimiento lento, lo que significa que pueden vivir en la misma maceta hasta por 5 años. Otra de las ventajas de las coníferas enanas es que pueden permanecer al aire libre durante los meses más fríos del año, brindando un gran colorido a un paisaje invernal monótono.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta