El cactus es una planta de una belleza única, por lo que convendría saber todo sobre el cuidado para mantenerlo en perfectas condiciones durante todo el año. Así que echa un vistazo a estos consejos para que veas lo fácil que es.

cuidado-cactus-ano

Quizás también te pueda interesar: Tener un cactus

Cuidado del cactus en el verano

cuidados-cactus

A principios del verano: el aporte de nutrientes durante esta temporada será decisivo para la resistencia de la planta durante el invierno y la floración del año siguiente.

Es preciso separar las plantitas que hayan germinando.

Ahora bien, si se plantan en exterior podrán alcanzar un buen desarrollo antes de que llegue el invierno.

Los esquejes de las euphorbias se pueden plantar hasta finales de julio, siempre y cuando tengan la base caliente.

Se pueden efectuar podas de rejuvenecimiento y mantenimiento.

A mediados del verano: las raíces de los cactus y otras suculentas siguen creciendo hasta octubre.

Es preciso tener en cuenta que al acercarse el final del período vegetativo, habrá que reducir el aporte de nitrógeno con el abono.

Muchas suculentas están en pleno desarrollo, por lo que requieren agua y nutrientes.

Todavía se pueden separar plantitas jóvenes de los semilleros. Además, es la última oportunidad de cambiar macetas.

A finales del verano: minimizar el riego y dejar de colocar el abono.

Si se requiere endurecer las plantas al aire libre, dejar que soporten el fresco de la noche.

Algunas especies se encuentran en pleno desarrollo, pero aún así hay que reducir el riego para que de a poco se vayan adaptando de forma natural a la disminución del fotoperíodo.

Es justo en este momento que se pueden trasladar al interior aquellas suculentas más sensibles al frío.

Cuidado del cactus en el invierno

cactus-cuidados

A principios del invierno: los cactus pasan su fase de reposo invernal en un lugar fresco, sin regarse. Mientras que los cactus que pasan el período de reposo en casa, es preciso regarlos un poco al menos cada 2 semanas, sin que se abonen.

Los cactus de Navidad necesitan un período seco de 4 semanas después de que florecen.

Se debe revisar las plantas en busca de posibles parásitos. 

A mediados del invierno: tener listas macetas y tierra para poder realizar trasplantes.

Se pueden plantar los esquejes de octubre a noviembre, pero habrá que esperar 2 semanas antes de poder regarlos.

A finales del invierno: las plantas que estaban en hibernación, ya se pueden poner cerca de una ventana en un lugar con calefacción, evitando en un principio que les de el sol directo.

Regar las plantas con moderación y agua limpia para que les ayude a despertar y estimular el inicio de la fase vegetativa.

No abonar a las suculentas hasta que recuperen las reservas de agua.

Es momento de podar los tallos débiles que hayan podido crecer en el invierno.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta