El hecho de tener limpias las herramientas del jardín no solo es para que duren más y estén en perfectas condiciones, sino para que los trabajos a realizar se hagan de la forma correcta.

cuidar-herramientas-jardin

Sin importar si el jardín es de dimensiones significativas, si es vertical o solo se tiene macetas, es básico que se tengan las herramientas necesarias para hacer las labores correspondientes. El alargar la vida útil de las herramientas, así como el resultado de ello dependerá del cuidado que se le de a dichos artefactos. Una herramienta oxidada, rota o deteriorada por el clima va a complicar todo.

Cómo cuidar las herramientas del jardín

herramientas-jardin

Así que una forma de optimizarlas es colocar gel secante en el cofre o contenedor donde se guardan los utensilios de jardinería para fomentar su buen estado, o bien, poner bolsitas de granos de café o arroz para absorber la humedad.

Además de tener las herramientas limpias y secas, libres de tierra, plantas o cualquier suciedad y humedad. Es importante que no estén en el sol directo por mucho tiempo ni a la intemperie cuando los climas son extremos, ya que puede deteriorarlas muy fácilmente. Es mejor guardarlas en sitos secos, frescos y, sobre todo, bien ventilados.

Herramientas de jardín de metal: que incluyen palas y rastrillos, entre otros utensilios, deben lavarse con agua y secarse muy bien, o bien, limpiarse con un trapo para quitar el excedente cada vez que se usen y luego guardarlas para evitar su oxidación. Incluso para prevenir la oxidación se puede aplicar un inhibidor de óxido, frotar una capa de aceite o un lubricante.

En lo que respecta a las tijeras o piquetas es necesario que estén bien afiladas. Y como requisito deben limpiarse antes y después de su uso con un poco de alcohol para quitar cualquier indicio de plaga o transmisión de enfermedades que pudieron contener las plantas.

Herramientas de jardín de plástico: para estos utensilios tan solo deben lavarse con agua tibia, jabón y secarse perfectamente bien. Las mangueras no debe estar expuestas al sol por mucho tiempo y después de su uso dejarlas enrolladas, libre de quiebres o machucones. Un tip para guardar los utensilios flexibles es untarlos con glicerina.

Si se cuenta con maquinaria eléctrica como podadoras es necesario limpiarlas y lubricarlas, asegurando que todo este bien cerrado y los empaques en su lugar. Además, es mejor cubrirlas con una funda o forro para protegerlas del polvo.

Como verás estos consejos son muy fáciles para poner en práctica desde ya y tener unas herramientas de jardín siempre en óptimas condiciones.

Compartir

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta