Imagina todas las cualidades de un vivero, un jardín y un salón plasmadas en una sola habitación: un jardín de invierno; un lugar donde puedes descansar confortablemente, comer en verano, disfrutar del sol y pasar momentos agradables con tu familia y amigos. El invernadero no es solamente una habitación más de la casa, sino una forma de vida. Para conseguir un resultado óptimo, tendrás que escoger de manera cuidadosa el decorado y los accesorios, pero es importante elegir las plantas adecuadas para el invernadero.

Jardín de invierno

Quizás también te puede interesar: Invernaderos de aluminio

A la hora de elegir las plantas para el jardín de invierno, no te limites a aquellas variedades que tienes sobre la mesa o el alféizar de las ventanas: inclínate por esas especies idóneas para el jardín de invierno.

Planifica el efecto

Si amas las plantas, es probable que muchas veces caigas en el error de comprar todo lo que te llama la atención acumulando de esta manera plantas de cualquier tipo y logrando una mezcla incoherente que no cuenta con estilo propio. En el jardín de invierno las plantas deben ser las protagonistas y no solo un complemento.

Mantente firme desde el primer momento y rechaza todo lo que no se ajuste a tu esquema. Ten en cuenta tanto el estilo como el tamaño de tu jardín de invierno y si optas por uno antiguo, de estilo clásico, podrías decorar con macizos de flores, muebles de hierro fundido y suelo de baldosas. Si es muy alto, puedes elegir plantas altas como palmeras y cítricos y, si la habitación es moderna, podrías seleccionar algunas plantas solitarias para crear un efecto escultural.

Un enfoque flexible

Cuando el ambiente es pequeño, lo más práctico es colocar las plantas en macetas individuales para cambiarlas de sitios fácilmente si fuera necesario. Esta opción tiene su lado práctico si cualquiera de las plantas se enfermara, pues evitarás el riesgo de que las demás resulten afectadas. Las plantas trepadoras son ideales para cualquier invernadero y las puedes fijar a la pared usando un alambre o un enrejado.

Conseguir un punto focal

La gran mayoría de las habitaciones cuentan con un rasgo característico que llama la atención y le proporcionan un punto inicial para la decoración: en un salón, por ejemplo, el punto focal sería la chimenea. En caso de un invernadero, el punto focal podría conseguirse colocando un grupo de plantas atractivas en un rincón.

Mantener la temperatura

Cuando un invernadero cuenta con el sol que entra por las ventanas y el aire caliente de la casa, tendrás suficiente calor durante casi todo el año, aunque en invierno podría enfriarse demasiado, por lo que la calefacción debe ser lo suficientemente intensa como para mantener la temperatura de la habitación entre 5-7 °C.

Mantener el jardín de invierno fresco

Si durante el verano tu invernadero recibe la luz y el calor del sol, esto podría ocasionarles problemas a las plantas, por lo que precisarán sombra y ventilación. Puedes usar una pintura especial para techos de invernaderos con la que se cubra el techo de cristal para darles sombra, o bien, utilizar persianas de madera en el exterior.

Riego

Si tienes muchas plantas, será útil tener un grifo dentro o cerca del invernadero. Los macizos permanentes deben ser regados con mangueras o regaderas. Por otro lado, el piso de baldosas es perfecto para poder echar agua en él e incrementar la humedad del ambiente.

¿Dónde se consiguen las plantas?

Jardín de invierno 1

Muchas de las plantas de invernadero o jardín invierno más comunes pueden encontrarse en centros de jardinería o viveros. Las menos comunes suelen conseguirse en los viveros especializados que se anuncian en las revistas de jardinería. No obstante, existe la posible de cultivar las plantas a través de semillas, aunque quizás debas esperar dos o tres años para que alcancen la madurez.

Plantas para invernadero con calefacción

  • Abutilon
  • Acacia
  • Adelfa
  • Arum
  • Banano
  • Bougainvillea
  • Camelia
  • Citrus
  • Clianthus puniceus
  • Clivia
  • Cordyline
  • Cycas
  • Datura
  • Eucaliptus
  • Gloriosa
  • Hedychium
  • Jacinto de agua
  • Pasionaria
  • Plumbago
  • Ricino
  • Sparmania africana
  • Stephanotis

Plantas para el invernadero sin calefacción

  • Agapanto
  • Arum
  • Camelia
  • Eucaliptus
  • Eucomis
  • Ficus
  • Helxine
  • Hibiscus
  • Kiwi
  • Nerine
  • Nymphaea
  • Thunbergia alata
  • Yuca

Te recomendamos leer: Montaje de un invernadero

¿Qué te ha parecido este post sobre invernaderos y jardines de invierno?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta