El Narciso de Mar, también conocido como Pancratium, es una planta bulbosa, por lo general siempre verde y perenne, que se halla desde el Mediterráneo hasta el Asia y África tropical, incluyendo diversas regiones estériles como, por ejemplo, los desiertos de Arabia saudí. Son plantas atractivas, con hojas de color azul o gris verdoso en forma de cinta, y flores fragantes similares a los narcisos, con pétalos estrechos, en tallos altos y erguidos.

narciso-de-mar

Quizás también te pueda interesar: El Narciso, una flor de gran simbolismo y valor

Infelizmente, no son plantas demasiado resistentes y la mayoría de las especies no se desarrollarían si no contaran con protección. Solamente 2 de las 15 especies que forman este grupo pueden conseguirse fácilmente. El Narciso de Mar es la más común. Esta atractiva planta puede llegar a alcanzar los 0.6 metros de altura, con hojas largas, semiperennes y estrechas. Esta especie produce una escarpia de flor robusta que ostenta 12 capullos grandes de color blanco en la época de verano.

Cuidados del Narciso de Mar en primavera y verano

Las especies de invernadero de esta planta bulbosa de la familia de las amarilidáceas, se pueden plantar en primavera, pero la época habitual de plantación es en otoño. Procura para tus plantas un sitio soleado, contra la pared y orientadas adecuadamente para protegerlas de los vientos fríos. Riégalas libremente incrementando la cantidad de agua cuando las hojas empiezan a crecer en primavera. Continúa regandolas cuando estén florecidas, agregando un fertilizante líquido al agua cada semana desde fines de primavera hasta inicios del otoño.

Cuidado del Narciso de Mar en otoño e invierno

Cuando sus hojas mueran o no surjan hojas nuevas, reduce el riego y mantenlas húmedas hasta que comience la próxima estación de crecimiento. Lo mejor es plantarlas en otoño, utilizando un compost adecuado y asegurándote de que el recipiente empleado tenga buen drenaje.

Cultívalas en un tiesto grande donde puedas enterrar los bulbos profundamente, hasta unos 15 cm. Los bulbos siempre estarán más seguros si los entierras bien. Cámbialos de recipiente cada tres años, pero no antes, dado que tardan un buen tiempo en establecerse y ello podría afectar la floración del próximo año.

Para proteger los bulbos en los meses de invierno, cubre la superficie del compost con una capa gruesa de turba.

Propagación del Narciso de Mar

Propaga el Narciso de Mar mediante división en el momento de cambiarlas de recipiente. Arranca los vástagos del bulbo principal y plántalos en recipientes individuales de 10 cm de diámetro con el compost habitual. Trátalos como plantas maduras, cambiándolos de tiesto cada año hasta que alcance su tamaño de floración.

Por otra parte, las nuevas plantas también pueden cultivarse a partir de semillas sembradas en el mes de marzo, en un compost semillero que apenas las cubra. Mantén el compost húmedo, ligeramente protegido de la luz a 16 °C aproximadamente.

Planta las plántulas al siguiente año en recipientes individuales de 8 cm de diámetro con el compost habitual y trátalos como has hecho con los vástagos. Estas plantas tardarán entre 3 y 4 años en florecer a partir de la germinación.

Te recomendamos leer: Estos son los mejores bulbos para plantar en otoño

Las hojas del Narciso de Mar pueden doblarse y enfermarse a causa de un virus que ataca a los bulbos. Coloca el bulbo en agua caliente con un fungicida durante algunas horas y quizás se recupere; caso contrario, deberás desecharlo. Por otro lado, el pulgón verde puede hacerse presente y atacar las hojas, sobre todo las nuevas. Rocía la planta con un insecticida a base de piretrina apenas descubras la plaga.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta