La alternariosis también llamada Negrón o Alternaria, es el ataque por hongos del género Alternaria solani, el cual suele afectar a hojas y tubérculos. Así que su aparición es muy común en los cultivos de berenjenas, patatas y tomate. Al tratarse de una enfermedad que suele aparecer cuando el ciclo del cultivo se encuentra en estado avanzado, la mayoría de las veces suele confundirse con los efectos de la maduración.

Alternariosis enfermedad

Quizás también te pueda interesar: Repele las plagas con un preparado de ortiga

Asimismo, cabe señalar que el desarrollo de la alternariosis se debe a los períodos de humedad y sequía, así como temperaturas constantes y superiores a los 20˚C.

Síntomas de la alternariosis en tubérculos

Produce lesiones superficiales de tonalidad oscura, las cuales se hunden de forma irregular y los bordes se muestran levantados de color bronceado. Pero no llegan a pudrir el tubérculo aunque si deteriora el aspecto.

Alternariosis

Síntomas de la alternariosis en hojas

Produce manchas concéntricas color marrón que suelen afectar las hojas, sobre todo las que están más viejas. Incluso si las condiciones son favorables puede que estas manchas se extiendan por toda la planta. Las lesiones en las hojas muy pocas veces se presentan en forma circular, ya que suelen estar restringidas por las zonas nerviosas principales. Ahora bien, la mayoría de las manchas suelen estar presentes en la zona de la floración, aumentando a medida que van madurando la planta, llegando hasta el punto causar un deterioro generalizado, provocando la muerte.

Cómo tratar la alternariosis

Para las enfermedades de origen fúngico la prevención es lo ideal para evitar sus efectos negativos, razón por la cual es mejor aplicar estas medidas:

  • Elimina todo resto de vegetales después de cosechar los cultivos, sobre todo de aquellos ejemplares que muestren los primeros síntomas.
  • Emplea semillas de tubérculos certificados, lo cual va a garantizar su estado de salud óptimo. Deja que los tubérculos maduren antes que se recolecten para evitar heridas tras la cosecha.
  • Realiza una rotación de cultivos amplia con una vegetación sana que aporte los nutrientes necesarios a todo el cultivo.
  • Los tratamientos deberán hacerse periódicamente cada 10 a 15 días con funguicidas como el zineb, el maneb, el benzimidazoles, el mancozeb, así como oxicloruro de cobre.

Como verás la alternariosis es una enfermedad que puede hacer graves daños a la planta, pero para evitar su presencia es conveniente seguir estas medidas simples.

Imágenes cortesía de: International Maize and W., Scot Nelson

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta