El género Thuja comprende aproximadamente cinco especies distintas de arbustos o árboles de tamaño mediano, todas ellas pertenecientes al grupo de las coníferas y provenientes de China, Norteamérica y Japón.

Thuja

Quizás también te pueda interesar: Árboles frutales que se pueden obtener a partir de semillas o huesos

Características de la Thuja

Las ramas jóvenes de la Thuja se encuentran dispuestas en forma de abanico, sobre las ramas laterales; es habitual que las ramas juveniles tomen distinto aspecto de las adultas. Es un carácter exclusivo el tener una rama principal siempre erguida, factor que sirve para diferenciar el género de otros muy similares como, por ejemplo el Chamaecyparis.

Las hojas de la Thuja son pequeñas, opuestas y aplastadas de cuatro en cuatro. Generalmente, no poseen una banda blanca en el envés, como otras muchas dentro de las coníferas.

Sus flores son bisexuales o monoicas, con las masculinas en forma de amentos ovalados de tamaño muy pequeño y solitarias, mientras que las femeninas son amentos alargados y solitarias.

El fruto de los componentes de la Thuja es un ovoide u oblongo de 12 mm de diámetro compuesto por 10 escamas opuestas. Estos maduran anualmente. Gracias a la cantidad de variedades dentro de este género, siempre puedes encontrar la forma más apropiada para la terraza, balcón o patio. Además, las hay adecuadas a las zonas cálidas y otras que toleran perfectamente el frío invernal.

Cuidados culturales de la Thuja

Este género puede considerarse rústico, aunque hay algunas excepciones, como, por ejemplo, que las especies americanas no suelen tolerar la cal y que precisan mayor humedad ambiental que aquellas asiáticas, lo que hace que no sean aconsejadas para ser plantadas en zonas litorales ni a pleno sol.

No obstante, son plantas que no presentan grandes problemas en su cultivo. En cuanto al emplazamiento, la Thuja se puede situar a pleno sol como a media sombra sin que sufra ningún daño, aunque las variedades de hojas amarillentas toman un mejor aspecto si las plantas a pleno sol.

Por lo que se refiere a suelo, prefieren los fértiles y profundos, con buen drenaje y poca cantidad de cal, aunque hay excepciones.

Propagación

Las especies típicas se reproducen a través de semillas que se obtienen de los frutos recogidos en otoño, momento en que se abre y la dejan caer. Deben plantarse en primavera al aire libre y permanecer en el semillero por espacio de dos años, momento en el que se trasladan al vivero. El método más empleado para la reproducción de la Thuja es el esqueje semileñoso, que se efectúa en verano y en otoño, haciendo uso de hormonas de enraizamiento. La emisión de raíces es lenta y algunas especies demoran 18 meses en emitirlas. Se utiliza la cama caliente

Las cochinillas pueden afectar a la Thuja al igual que la araña roja. Apenas las veas, combátelas.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta