Quizás al diseñar el jardín te puedas plantear tener algunos árboles que puedan dar sombra. Y aunque existen muchos que al ser adultos pueden obstaculizar el sol, es importante elegir el que mejor se adapte al clima para poder disfrutar de su hermosa presencia en ese espacio verde.

Árboles sombra

Quizás también te pueda interesar: Las grandes virtudes de los árboles

Así que a continuación de muestro una pequeña selección de árboles para distintos climas.

Árboles para dar sombra

Ceratonia siliquia

Ceratonia siliqua: el algarrobo, cuyo nombre científico es Ceratonia siliquia es un árbol ideal para jardines de bajo mantenimiento o nulo. Distribuido en todo el mediterráneo, es capaz de alcanzar una altura de entre 6 y 7 m, con una copa de 5 m de altura. Es una especie longeva, de crecimiento rápido. Incluso es resistente a la poda, dándole la forma que uno desee. Es más, ya cuando es adulto se puede cortar sus ramas que se consideren muy largas.

Aesculus hippocastanum

Aesculus hippocastanum: el castaño de Indias, cuyo nombre científico es Aesculus hippocastanum. Es un árbol que puede alcanzar una altura de 30 m, de crecimiento rápido. Es originario de Bulgaria, Albania y la antigua Yugoslavia, actualmente se encuentra aclimatado por todo los lugares que gocen de un clima templado. Le favorecen los terrenos ácidos y muy amplios, no resiste la sequía, ni los vientos cálidos, secos, propios de los lugares costeros.

Quercus robur

Quercus robur: mejor conocido como roble, es un árbol que puede alcanzar una altura de 40 m, con una ancha de 10 metros. Es caduco y le gustan las estaciones de climas templados. No tolera ni el calor ni la sequía excesivos. Se distribuye por toda Europa, en terrenos ligeramente ácidos y de inviernos con heladas. Suele crecer junto a árboles que den buena sombra.

Delonix regia

Delonix regia: el flamboyant o Delonix regia es un árbol ornamental, de crecimiento rápido en climas sin la presencia de heladas. Cuyas flores son de color rojo muy llamativo. Crece hasta una altura de 12 m, aunque los ejemplares jóvenes no aportan mucha sombra. Desde temprana edad comienza a crecer a lo ancho sacando las ramas cada vez más largas.

Ahora que ya conoces unos cuantos árboles, toma la mejor decisión para que luzca espectacular y puedas tener la sombra que deseas sin ninguna complicación. También considera el espacio pertinente para que al alcanzar la madurez suficiente el árbol pueda crecer correctamente sin obstruir las demás plantas que pudieras tener ¿Cuál te gusto?¿Cuáles más conoces?

 

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta