La calabaza es un vegetal de estación templada que puede cultivarse casi todo el tiempo. Además de emplearse para distintos platos y deliciosos postres, también se usa como adorno en celebraciones de Halloween. 

calabaza-cuidados

Quizás también te pueda interesar: Vegetales que pueden crecer fácilmente en el jardín

La calabaza es un vegetal tierno. Las semillas no germinan en el suelo frío. Deben plantarse cuando no hay riesgo de heladas. Pero si se llega a plantar muy temprano, es posible que se ablanden y se pudran rápidamente.

Cómo es el cultivo de la calabaza

Se requiere un mínimo de 50 a 100 pies cuadrados por montículo para las plantas de calabazas trepadoras. Plantar las semillas a una pulgada de profundidad, dejando 5 pies entre montículos. El espacio entre cada hilera debe ser de 15 pies. Cuando las plantas jóvenes se hayan establecido, ralear cada montículo y solo dejar las mejores.

Las variedades semi-arbustivas deben plantarse a una pulgada de profundidad. Raleando cada montículo y dejando las mejores. En cuanto a las variedades miniatura deben plantarse a una pulgada de profundidad. Mientras que las variedades arbustivas deben plantarse a una pulgada de profundidad, dejando un espacio de 4 a 6 pies entre hileras.

Cuidados

Las malezas que pueden llegar a crecer a sus alrededores se puede controlar con laboreo poco profundo o con una azada. Las calabazas toleran bastante bien períodos cortos de calor y secos.

En lo que respecta a los insecticidas deben aplicarse solamente en la tarde cuando las flores ya han cerrado y las abejas no las visitan, ya que estos insectos polinizadores se pueden ver afectados por aerosoles potencialmente mortales.

Cosecha

calabaza

La calabaza puede cosecharse cuando tiene un color parejo y fuerte y, cuando la cáscara está dura. Si las plantas está saludables se pueden cosechar a fines de septiembre hasta principios de octubre, antes que lleguen las heladas. Si las plantas mueren de manera prematura se debe a enfermedades u otras causas.

Es bueno cosechar los frutos y mantenerlos en un lugar templado y seco. Es preciso sacar las calabazas de las plantas con mucho cuidado con la ayuda de unas tijeras o navaja, ya que si se arranca, lo más probable es que se rompan los tallos. Generalmente, las calabazas sin tallos no se mantienen en buenas condiciones. También es importante usar guantes, ya que muchas variedades tienen espinas.

Para el traslado de un lugar a otro, es necesario llevarla con mucho cuidado para evitar cortarlas y/o golpearlas. La temperatura ideal para el almacenaje debe ser de entre 50˚ y 55˚F.

Problemas comunes

El tizón polvoriento desarrolla un moho blanco en la superficie externa de las hojas, lo que puede ocasionar el marchitamiento precoz. Mientras que la chinche de la calabaza ataca las plántulas, las plantas y los frutos. La aparición de este insecto puede ocasionar un daño severo en los frutos.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta