Historia del Caldo Bordelés

El caldo Bordelés es un preparado que se hace a base de la combinación de dos sustancias, las calhidratadas y el sulfato cuproso, o sea sulfato de cobre, cal y agua. Y se utiliza para prevenir la aparición de algunas enfermedades u hongos. Su nombre se debe al francés Millardet, este tratamiento se aplicaba en la zona de Bordeaux Francia, para el tratamiento de las enfermedades de la vitivinicultura.

Por eso es también llamada mezcla Millardet, o papilla o caldo Bórdeles, en Francia conocida con el nombre de Bouillie Bordelaise.

Caldo bórdeles y los hongos

El uso especifico de éste preparado y la razón por la cual el mismo se ha vuelto tan famoso, es por su principal acción de controlar los hongos del jardín, viñedos y plantas tanto de interior como de exterior.

Las plantas pueden afectarse con una gran cantidad de hongos, hasta el punto de ser muy perjudiciales, sino se controlan como se debe. Sin embargo, para evitar todo esto es recomendable la aplicación de caldo bordelés, un potente fungicida que es muy sencillo de preparar.

 

Caldo bordelés fungicida

Quizás también te puede interesar: Deshazte del repilo para que el olivo crezca radiante

Que es el caldo bordelés

El caldo bordelés es una mezcla de hidróxido de calcio y cobre, el cual fue descubierto accidentalmente por los viticultores de Burdeos. Emplearon este producto para luchar contra ladrones, que les impedía comer frutas. Es un fungicida es de color azul, fácil de preparar para proteger las plantas de los hongos que puedan dañarlas.

Cómo se elabora

Caldo bordelés

 

Existen dos alternativas para conseguir caldo bordeles, el primero y más sencillo es que mediante la compra, en el mundo existen varias marcas que fabrican el producto. Otra de las posibilidades de obtener este producto es que lo fabriquéis vosotros mismos ya que es un proceso muy sencillo.

Es una mezcla de sulfato de cobre y de cal viva, lo primero es disolver cada uno de los productos por separado en un recipiente de plástico, después debéis vaciar el recipiente que tenéis con el cal disuelto en el recipiente general, luego se debe agregar el contenido del otro recipiente donde tenéis el cobre disuelto, ahora con un instrumento de metal mezclaos todos los ingredientes y listo.

Es importante no utilizar recipientes de metal, solamente después de mezclados se usa algo para revolver, también es necesario que primero vertéis el cal y luego el cobre, si lo hacéis a la inversa puede producir alguna reacción química, por ultimo es bueno que midáis la acidez, lo podéis hacerlo introduciendo un instrumento de hierro, en el caso de que se oxide significa que la solución esta muy ácida, por lo tanto debe agregar más cal hasta que ya no se oxide el hierro.

Preparación del Caldo Bordelés

Se vierten 100 litros de agua en una vasija de madera o caucho por ejemplo, y en ella se disuelven 8 kg de cristales de sulfato de prototipo de cobre puro, previamente reducidos a fragmentos del tamaño de un guisante a lo sumo, y se remueve con un palo o una paleta de forma repetitiva, pasadas dos horas tendremos lista esta disolución.

En otra vasija, un cubo de caucho de albañil es un sitio muy valido, entiendo que conseguir ahora una vasija de madera es bastante difícil, en esta otra pondremos 15 kg de cal grasa en piedra sobre la cual se vierte poco a poco 30 litros de agua, produciéndose así una lechada de cal, tanto más espesa cuanto más pura sea la cal empleada, haciéndola tan homogénea como sea posible, triturando los grumos de cal que en el apagado pueden formarse, batiéndose lo máximo posible.

Hecha ya la lechada de cal, se vierte esta muy poco a poco sobre la disolución del sulfato de cobre, agitando al mismo tiempo la mezcla que se va formando de forma ininterrumpida. Se forma así una mezcla o papilla clara de un bonito color azul.

Tenemos que insistir en que la lechada de cal se vierta sobre la disolución de sulfato de cobre y no proceder al revés, porque bajo la influencia de la temperatura desarrollada al apagar la cal grasa, el precipitado de color azul gris de hidrato de protoxido de cobre que se forma obrando como se aconseja se transforma en oxido anhidro negro insoluble.

Dósis resumida para el Caldo Bordeles

  • Agua 100 litros
  • Sulfato de cobre puro 8 kg
  • Cal grasa en piedra 15 kg
  • Agua para la cal grasa 30 kg

 

Cómo se usa

La forma de aplicar es muy sencilla solo debéis esparcir la formula, tanto en árboles como también en plantas, y por ultimo es importante aclarar que en el caso de que la solución la realicéis vosotros debe ser utilizada lo mas rápido posible, generalmente lo aconsejables e que lo hagáis el mismo día.

Dependiendo la especie que se va a tratar, se puede usar el caldo bordelés en cierta época del año.

  • Plantas hortícolas: colocar a partir de la primavera, cada dos semanas.
  • Plantas ornamentales: colocar a partir de la primavera, cada dos semanas
  • Árboles frutales: colocar en el otoño, antes de la caída de las hojas, o bien, a finales del invierno. Repetir cada dos semanas.

Es importante considerar que el uso de esta mezcla no puede excederse con una concentración de cobre de 6 kilogramos por hectárea al año.

Precauciones

Si se administra de manera excesiva, la plantas pueden resentirlo. Con la acción del sulfato de cobre las hojas pueden marchitarse, ya que el suelo no lo elimina rápidamente y, por ende, la concentración puede ser muy elevada. Lo ideal sería 200mg/Kg de suelo no superando los 60mg/Kg.

No puede emplearse en período de floración, ni tampoco cuando se acerca el período de cosecha. Es importante tener en cuenta que el caldo bordelés es tóxico para los animales, así como para los humanos, de tal forma que es preciso mantenerlo alejado de las mascotas y los niños.

Así que si se tiene las debidas medidas, este fungicida ecológico es realmente eficaz y muy sencillo de realizar. Verás que en poco tiempo aquellos hongos que amenazan el jardín serán controlados. Siendo la hoja con mildu un hongo que se mantiene lejos del espacio verde con el caldo bordelés.

Imagen cortesía de: dondefluir

8 COMENTARIOS

  1. […] Quizás también te pueda interesar: Qué es, para qué sirve y cómo se prepara el caldo bordelés […]

    • El azufre y el cobre tambien son ecologicos, pero no aptos para el ser humano, el azufre es muy toxico para los ojos, por ejemplo. Por los animales no te preocupes, huele mucho y no suelen acercarse.

  2. la aplicación es banarla toda la planta por completo , es decir la aplicación la realizaría mediante una mochila de bomba , pero mi duda es como es la aplicación o solo al suelo ? porfavor muchas gracias es importante

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí