Los caracoles y las babosas a simple vista pueden parecer ser inofensivos. Sin embargo, estos pueden llegar a convertirse en una de las plagas más voraces que puede provocar grandes pérdidas en el jardín o huerto. Así que valdría la pena saber cómo combatirlos de manera natural.

Combatir caracoles babosas

Quizás también de pueda interesar: Caracoles, un problema que hay que solucionar

Los caracoles suelen buscar lugares frescos, oscuros y húmedos para poder albergarse y, sobre todo, alimentarse. Por lo que prefieren brotes nuevos y tiernos, aunque también atacan las raíces.

Consejos para combatir los caracoles y las babosas

  1. Los depredadores naturales de los caracoles son los sapos, las aves, las tortugas y los escarabajos. Por lo que hay que tenerlos en cuenta para erradicar la plaga de forma natural.
  1. Es importante no regar de forma excesiva por las noches, ya que la humedad les atrae. Así que si se opta por un riego por goteo será lo más acertado para evitar la propagación de dicha plaga.
  1. El agua con azúcar, la cerveza, la sandía, el melón, la papa, las cáscaras de naranja pueden ser trampas excelentes para combatir los caracoles. Así que trata de colocarlos en lugares sombríos y húmedos para su eficacia.
  1. Remover la tierra de vez en cuando (sobre todo en lugares oscuros y frescos), ya que es donde se depositan los huevos. Así que con ello se podrá evitar la eclosión de los mismos.
  1. Las cáscaras de huevo machacadas son excelentes para evitar el avance de caracoles y babosas. Así que es mejor ponerlas alrededor de las plantas.

Caracoles babosas

  1. Un trapo empapado con leche alrededor de las plantas será más que suficiente para evitar que se aloje en ella.
  1. Una de las trampas más recurrentes son las hojas de lechuga, ya que en ella albergaran un gran número de caracoles y babosas.
  1. La sal va a propiciar la deshidratación de los caracoles hasta provocarles la muerte. Pero habría que tener cuidado con las plantas, ya que puede llegar a ser nocivo para ellas.
  1. La ceniza va a evitar el avance de los caracoles. Esparcirla alrededor de los cultivos para que forme una balla protectora.

10. Un remedio eficaz son las nueces de lavado, las cuales desprenden un jabón ecológico que sirve para limpiar el jardín de una forma natural. Tan solo se debe rociar un poco sobre las plantas y las ramas (es inofensivo) para que no quede un solo caracol.

 

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta