Los compost más comunes y fáciles de encontrar se encuentran basados en las normas y mezclas que fueron investigadas por el Instituto John Innes, en el año 1930. La idea de fabricar este tipo de preparado surgió ante el descubrimiento de que la tierra de jardín no estaba resultando apropiada para las condiciones artificiales en las que se cultiva una planta de interior.

Compost

El compost de maceta John Innes puede adquirirse en tres tipos distintos, todos ellos pensados en concreto para lograr el crecimiento saludable de las plantas en las diferentes etapas de su vida. El compost contiene siete partes de tierra negra esterilizada, tres parte de turba y una parte de arena gruesa y lavada. Estos ingredientes son medidos en volumen y se mezclan. Después, se añade por peso una mezcla de fertilizante hecha de dos partes de superfosfato, dos partes de harina de pezuña y cuerno de vaca y una parte de sulfato de potasio.

Quizás también te pueda interesar: Qué ingredientes no son benéficos para la composta

Los compost más comunes

Compost John Innes

  • John Innes Nº1: para plántulas y esquejes, en macetas de hasta 10 cm de diámetro. (32 kilos de compost, 118 gramos de base fertilizante y 21 gramos de greda)
  • John Innes Nº2: para plantas maduras en macetas de entre 10 y 20 cm de diámetro. (32 kilos de compost, 226 gramos de base fertilizante y 14 gramos de greda)
  • John Innes Nº3: para plantas vigorosas y de crecimiento rápido, en macetas de más de 20 cm de diámetro. (32 kilos de compost, 340 gramos de base fertilizante y 71 gramos de greda)

Te recomendamos leer: Compost para macetas: ¿cómo prepararlo en casa?

Compost con base de tierra negra

Este compost con base de tierra negra debe prepararse con tierra negra esterilizada y una cantidad menor de arena y turba, más fertilizante. Los compost más utilizados son aquellos que se basan en una mezcla de cuatro ingredientes.

La proporción de cada uno es lo más importante: la tierra negra es el principal y el que le da cuerpo a la mezcla, a la vez que evita que el abono se diluya con el agua. La turba absorbe el agua y actúa como una esponja para mantener las raíces húmedas mientras que la arena permite que el compost drene el agua sobrante correctamente, evitando cualquier tipo de estancamiento y proporciona aire a las raíces.

Por otro lado, el fertilizante procura todo el alimento que la planta precisa para su desarrollo. El compost con base de tierra negra conserva el fertilizante durante tres meses; por lo tanto, no habría necesidad de una los esquejes hasta las 12 semanas de su trasplante. El exceso de fertilizante podría matar la planta.

Sigue leyendo ¿Qué es el compost de turba?

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta