Son las hojas planas y grandes las que sugieren el nombre común de esta planta, es decir, Orejas. El Cotiledón es una planta atractiva suculenta que procede de África, Arabia Saudita y Yemen. Todas sus variedades son arbustivas y cuentan con hojas redondeadas con forma ovalada que crecen de manera simétrica a lo largo de los tallos.

Cotiledón

Quizás también te pueda interesar: Maclura pomifera, árbol cuyo fruto recuerda vagamente a una naranja

Sus flores son tubulares y pueden encontrarse en color naranja, rojo o amarillo y cuelgan en ramilletes desde el extremo de los tallos a finales de la primavera y el verano. Los tallos y sus carnosas hojas almacenan agua para poder sobrevivir durante largas y secas estaciones.

Esto quiere decir que si tu planta absorbe mucha agua a lo largo del año podría pudrirse, ya que no logra eliminar el exceso de líquido. El Cotiledón undulata es la especie más popular, cuya forma es compacta y posee hojas gruesas cubiertas por una pelusilla blanca.

Sus hojas tienen forma de concha de mar y sus flores son anaranjadas con bordes rojizos y nacen en grupos de 12 o más en el extremo de los pedúnculos durante la temporada de verano.

Cuidados del Cotiledón en primavera y verano

Tu Cotiledón se desarrollará adecuadamente si las temperaturas no descienden de los 21º C; proporciónale aire fresco, pero cuídalo de las corrientes de aire frío. En primavera y verano bríndale abundante agua; humedece el compost y deja que el agua sobrante se escurra y antes de volver a regar la planta, deja que el compost se haya secado. Añade un fertilizante líquido cada 4 semanas incorporándolo al agua de riego.

Cuidados del Cotiledón en otoño e invierno

No riegues a tu Cotiledón durante el invierno, dado que se encuentra en la época de reposo. Proporciónale una temperatura de 10 grados centígrados y cuando llegue el otoño, disminuye la cantidad de agua progresivamente hasta que a inicios de invierno puedas dejar de regarla completamente.

Colócala en un sitio donde reciba luz, incluso sol directo, todo el tiempo. Cuando comience la primavera podrás empezar a regarla nuevamente incrementando la cantidad de agua de forma gradual, pero ten mucho cuidado de no hacerlo con exceso.

Te recomendamos leer: Codiaeum, una exuberante planta de interior que deberías conocer

Propagación del Cotiledón

Corta algunos esquejes del Cotiledón en primavera y plántalos en compost arenoso. Mantenlos entre 15 y 18 grados centígrados y asegúrate de que el compost se mantenga húmedo y en la semisombra. Otro método de propagación eficaz es a través de las hojas cortadas.

Corta hojas justo en la unión de estas con el tallo e insértalas en compost arenoso, dejando dos tercios de las mismas fuera de la superficie; después, trátalas de la misma manera que a los esquejes.

Siembra en invierno- primavera, haciendo uso de un compost especial para cactus y mantenlos húmedos. Proporciónales una temperatura de 21º C. Cuando las plántulas estén lo suficientemente grandes como para poder manipularlas, trasplántalas individualmente en macetas de 7 centímetros de diámetro.

Compartir

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta