Los flamboyanes son unos árboles maravillosos, también conocidos como árboles de fuego o de llamas. Su nombre botánico es delonix regia y es oriundo de África. Sus usos son prácticos y ornamentales, pues pueden proporcionar una gran sombra, por lo que son ideales para colocar en un patio o jardín detrás de un banco. Cuando vayas a sentarte, no solo podrás apreciar el espacio verde del jardín, sino también las magníficas flores rojizas, amarillas o anaranjadas del flamboyán.

flamboyanes

Quizás también te pueda interesar: Clematis Armandii, planta capaz de trepar por soportes o árboles

Clima ideal

Los flamboyanes tienden a florecer entre mayo y agosto, pero para ello es necesario que se ubique en un lugar donde le dé el pleno sol y donde haya climas tropicales o subtropicales. Este árbol crece rápidamente y puede tolerar sequias. No obstante, tampoco es amigo de los fríos rigurosos.

Terreno

Estos árboles pueden acomodarse a cualquier tipo de terrenos, aunque adoran los arenosos o los arcillosos, siempre y cuando, posean un muy buen drenaje y este se mantenga ligeramente húmedo.

No lo cultives en un recipiente

Aunque hay flamboyanes que poseen el tamaño de un bonsái, hay que ser realmente un especialista para mantenerlos en una maceta y conseguir que florezcan. Los arboles de fuego poseen raíces amplias y no están cómodos en un recipiente.

Un buen lugar para sembrarlo

Los arboles de fuego se desarrollan muy bien, por lo que deberás sembrarlos en un lugar en el que pueda estirar su fronda, raíces y ramas no solo por debajo de la tierra, sino también por arriba y por los laterales. Además, debes considerar que estos árboles pueden llegar a medir hasta 40 pies y, por ende, tropezar con el techo, cables eléctricos y diversas estructuras. Evita plantarlos cerca de la casa, pues pueden levantar los cimientos.

Alimento

Cuando vayas a fertilizar al flamboyán, usa composta orgánica madura. Si quieres otro tipo de abono, debes saber que el nutriente preferido de este tipo de árbol es el nitrógeno, por lo que tendrás que asegurarte de utilizar uno que contenga un gran contenido en este elemento. Fertiliza a la mañana y riega abundantemente ese mismo día y los siguientes.

Propagación de los flamboyanes

Propaga a los flamboyanes a través de semillas o esquejes. Si lo haces mediante semillas, lo ideal es que esperes a que estas maduren dentro de sus vainas estando todavía colgadas. También puedes acelerar este proceso metiendo las semillas en agua caliente durante unos minutos. Después, déjalas 24 horas en agua tibia para que se ablanden.

Te recomendamos leer: Consejos para sembrar un árbol

Los flamboyanes son muy fáciles de cultivar, por lo que si reúnes todas las condiciones para que se desarrollen adecuadamente, no dudes en sembrarlos en tu jardín.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta